La casa del cantante de Nirvana, Kurt Cobain, fue puesta en venta por su familia con la intención de que alguien la compre y haga algo para rememorar la figura del mítico cantante, muerto en 1994.

Enterada de esta noticia, la periodista estadounidense Jaime Dunkle, inició una campaña para comprar el inmueble y abrir un museo en honor a Cobain. Pero el alto precio de la casa ubicada en Seattle -350 millones de pesos chilenos aproximadamente- ha sido un impedimento para el propósito de la periodista. Justamente para vencer ese obstáculo Dunkle ha apostado al crowfunding -financiamiento colectivo- para lograr la cifra, según informa RollingStone.

Para incentivar a que la gente ingrese y aporte al crowfunding situado en Go Fund Me, el periodista logró entrar a la pieza de Kurt Cobain, con el permiso de la madre del artista, y grabó un video que difundió en internet. En el registro se pueden ver stencils hechos por Cobain de Led Zeppelin y Iron Maiden, entre otros rayados y fotografías pegadas a la muralla.

Sin embargo, el proyecto está muy lejos de llegar a buen puerto: en 17 días sólo ha recaudado 320 dólares, de 700.000.

A cada persona que aporte al proyecto se le recompensará de diversas maneras. Por un aporte de 15 dólares se les otorgará una membresía de un año al museo y a los que aporten 50, el mismo beneficio pero durante cinco años. Llama la atención, entre los distintos premios, la posibilidad de pasar una noche en la casa de Cobain por 1.000 dólares, una vez que sea inaugurado el museo.

Acá puedes ver el video que grabó la líder de la campaña en la pieza de Cobain