Tras la marcha estudiantil que avanzó por el centro de Santiago y a la que según sus organizadores habría convocado a cien mil personas, las organizaciones estudiantiles -Confech, Aces y Cones- realizaron una conferencia de prensa donde evaluaron los resultados de la manifestación.

La Confech, a través de las presidentas de la Fech y la Feuc, Melissa Sepúlveda y Naschla Aburman respectivamente, valoraron la convocatoria lograda y lamentaron los incidentes que se registraron al final, aunque recalcaron que la Intendencia violó el acuerdo al que habían llegado en una reunión previa a la marcha.

La presidenta de la Feuc detalló tras la conferencia que Carabineros respetó el acuerdo de mantenerse lejos de la marcha por la Alameda, pero que esa situación cambió cuando se realizó el acto cultural en el Parque de Almagro. “Tuvimos una reunión en que hicimos un compromiso, la intendencia, y organismos de DDHH y nosotros los estudiantes, que mantuvo la marcha de manera positiva hasta el Parque Almagro. Y no queríamos que Carabineros rodearan el Parque Almagro (…) y entraran al perímetro resguardado cerca del escenario. Cerca de treinta policías se llevaron una persona detenida de la Fech, que aún está en una Comisaría y a otra persona desde la carpa de la Cruz Roja, cosa que nadie puede entender todavía”.

Por otro lado, y durante la conferencia de prensa, Melissa Sepúlveda (Fech) dijo que la de hoy “fue una movilización exitosa a nivel nacional, la convocatoria nos deja más que satisfechos” y agregó que este tipo de manifestaciones son “la única garantía para avanzar en transformaciones reales.”

En la misma línea, Naschla Aburman, manifestó que “la convocatoria es grande porque el problema es grande y aún no se resuelve. Queremos una reforma que venga a cambiar la concepción de educación que tenemos hoy y eso es difícil si no escuchamos a los actores de la educación”, dijo refiriéndose a la reforma que prepara el gobierno de Michelle Bachelet.

Respecto a los incidentes aislados que ocurrieron al final de la marcha, y específicamente la quema de un auto por parte de encapuchados, la presidenta de la Feuc lamentó la situación pero enfatizó en que los estudiantes no son responsables de ello.

“Es lamentable que a una persona le destruyan el auto, y estamos coordinando como podemos ayudar y tener información del dueño para ayudarlo, pero hay cosas que escapan de la responsabilidad de los organizadores”, aclaró la dirigente y pidió que “no se pierda el foco” de la discusión.

Además, la mandamás de la Federación de la Universidad de Chile, anunció que se espera que la marcha del 21 de mayo sea “una jornada de protesta histórica y punto de inflexión en la movilización estudiantil.”

En tanto, la vocera de la Aces, Lorenza Soto, valoró la convocatoria que se logró en la marcha de hoy. “Esto es una señal clara porque son cientos de miles de personas que marcharon hoy en todo Chile” y respecto a la presencia de varios diputados en la movilización, dijo que “acá ningún parlamentario vale más que un estudiante que hizo la cimarra para marchar por la educación. Por lo tanto acá nos vemos como igual a igual porque todos estamos luchando por un problema que ya lleva 8 años de movilización.”

La marcha, que comenzó a las 11 de la mañana en Plaza Italia y terminó a eso de las tres de la tarde en el Parque Almagro con un acto cultural, juntó según sus organizadores a cien mil personas.