La debutante moderación de Eyzaguirre que no convence a la derecha

Según comentan en RN y la UDI, si bien el secretario de Estado no es considerado como un rival fácil de derrocar, por su cercanía a la Presidenta Michelle Bachelet, el temor que han expandido los sostenedores de colegios por cómo va a ejecutarse la reforma ha llegado también a los apoderados de estos recintos y ha transformado a Eyzaguirre en un blanco político con varios flancos a atacar. La moderación que mostró el pasado jueves en el congreso de recintos particulares no cambia esta apreciación. “La actitud prepotente tiene costos porque entra como Pedro por su casa, no escucha a nadie y luego se va”, resume el jefe de bancada de la UDI, Felipe Ward.

Eyzaguirre 01

La plataforma que ha construido la oposición y la Corporación Nacional de Colegios Particulares (Conacep) para cuestionar la reforma educacional -el martes se realizó la segunda asamblea anual de la institución y constantemente se han desarrollado eventos en regiones-, poniendo énfasis en el riesgo que correrían los establecimientos subvencionados, tiene como correlato las críticas de la Alianza al manejo político del ministro Nicolás Eyzaguirre, quien ha sido acusado de una defensa ideológica de la reforma y de un estillo “avasallador y soberbio”.

Por lo mismo, la moderación que mostró el secretario de Estado el pasado jueves en el Congreso de la Federación de Instituciones de Educación Particular (Fide), es considerado por la derecha como un triunfo del sector.

“Vamos a honrar la propiedad invertida en los colegios”, sostuvo en esa ocasión el ministro que agregó que “me parece que es sentido común y que expresa claramente la voluntad del gobierno respecto de continuar con un régimen de provisión mixta, esto es que los particulares subvencionados puedan continuar sin alteraciones”.

Según el secretario general de Renovación Nacional, Mario Desbordes, esta afirmación y el compromiso de respetar el proyecto educativo de los colegios católicos, ha dado “un respiro” en el partido y muestran una actitud distinta, atribuible, asegura, al trabajo que ha realizado la oposición mostrando todos los flancos del secretario de Estado.

“Me sorprende que en esa reunión, él haya estado tan abierto a dialogar, cuando previamente había sido tan duro, tan poco dialogante. Creo que se debe a que entendió que generó demasiados anticuerpos con la brutalidad que dijo sobre que los apoderados escogían un colegio con un afán arribista, pare mezclarse con niños de pelo más claro”, argumentó.

En la UDI, en tanto, consignan que la “retroexcavadora está en pausa” y que eso es explicable por la mala performance que estaba teniendo el ministro, a quien “la personalidad le juega en contra, como cuando les dijo a los diputados Edwards y Bellolio en una comisión ‘dónde estudiaron en economía’, cuando ambos son expertos en estas materias”.

Con todo, no creen que en los hechos el ministro esté dando un paso atrás.

El secretario general de la UDI, Javier Macaya, explica que “Eyzaguirre es un gran orador y no cabe duda de que tiene la capacidad de convencer a las audiencias. Pero la realidad es otra, y el propio presidente de la Fide tiene claro que el proyecto como está cambia radicalmente las reglas del juego para los particulares subvencionados a tal nivel que muchos van a tener que cerrar o cambiar los énfasis de sus proyectos educacionales que van a pasar a tener mayor control estatal”.

LAS DEBILIDADES DEL MINISTRO

Según comentan en RN y la UDI, si bien el secretario de Estado no es considerado como un rival fácil de derrocar, por su cercanía a la Presidenta Michelle Bachelet, el temor que han expandido los sostenedores de colegios por cómo va a ejecutarse la reforma, ha llegado también a los apoderados de estos recintos y ha transformado a Eyzaguirre en un blanco político con varios flancos a atacar. Por lo mismo, se ha puesto sobre la mesa cuestionamientos a cómo operó cuando era titular de Hacienda -centrando los reparos en su rol en Codelco- y se ha puesto énfasis en la defensa ideológica que ha hecho de la reforma.

Parlamentarios de la UDI y de Renovación admiten a este medio que se está frente a una sensación ambiente más que a hechos concretos, pero destacan que lo que ha pasado en estos meses es que Eyzaguirre ha perdido capacidad de maniobra y legitimidad para concretar un cambio radical entre otras cosas porque no tiene piso en la Democracia Cristiana para ello.

Un dirigente de RN lo resume así: “él llegó con la actitud de que no se cambiaba una coma. Ahora dice que todo es conversable. Tiene en su contra no sólo a la Alianza, sino también anticuerpos en la Nueva Mayoría, que ve con malos ojos que privilegie a sus asesores de Revolución Democrática y además los apoderados desconfían de él”.

Desde la UDI, el jefe de bancada, Felipe Ward precisa que “no se ha desempeñado bien porque está siguiendo el ejemplo del ministro Arenas, es decir, pasar la aplanadora. En la época de colegio debe haber sido el pesado del curso y está siguiendo el mismo modelo en el Congreso. La actitud prepotente tiene costos porque entra como Pedro por su casa, no escucha a nadie y luego se va”.

Macaya remata con que “Eyzaguirre tiene que definir las peleas que da, y las más importantes no las está dando, no está hablando de la calidad. Esa pelea no es compatible con dejar contento a todos los sectores y ha optado por dejar tranquilos a quienes dan más consignas. Él compró muchos discursos y puso el eje en eso, pero no habló, por ejemplo, del aumento a la subvención con exigencias”.

The Clinic Newsletter
Comentarios