portero argentina romero YT

El arquero Sergio Germán Romero, héroe de Argentina en la semifinal contra Holanda al detener dos de los penales que decidieron la clasificación de su equipo para la final del Mundial, reconoció que los tiros desde los once metros “son cuestión de suerte aunque tenía confianza”.

“No hay ningún truco. Es suerte. Es la realidad. Uno puede ir y no llegar”, explicó el meta del Mónaco, reconocido como decisivo por sus compañeros. Asimismo, desmintió que el papelito que miró antes de ser fusilado tuviera datos sobre los jugadores rivales.

“Era algo mío para darme fuerza, algo personal. No tenía ningún dato”, dijo según consigna La Razón.

“La esperanza está intacta desde el día uno. Estos muchachos no regalan nada. Se han preparado muy fuerte y juegan así”, agregó el meta, que dedicó el triunfo y su actuación a su “mamá” y a su “señora”.

Mira también La épica del triunfo que llevó a Argentina a su primera final después de la era Maradona