Los mejores rounds de la mocha entre la Alianza y la Nueva Mayoría en la Comisión de Educación

Acusaciones de censura, tratar de desinformar, perder el tiempo y reclamar por niñerías. De todo tuvo la intervención del ministro Eyzaguirre este martes en el Congreso, que transformó en una especie de cuadrilátero la Comisión de Educación. Acá, las mejores peleas de la discusión más peleadora del último tiempo entre los honorables.

congreso eyzaguirre
Para cortar con un sable de doble filo. Así de tenso estuvo hoy la sesión de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, en Valparaíso, con la asistencia del ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, para informar sobre la agenda corta de fortalecimiento de educación pública que impulsa el ministerio.

Denso como no se había visto antes en esta instancia, con enfrentamientos entre parlamentarios de la Alianza por Chile y de la Nueva Mayoría por temas desde la cantidad de tiempo para preguntar hasta acusaciones de desinformación y descalificaciones.

La sesión comenzó minutos después de las 15:30 horas, con la presencia de Eyzaguirre, la subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga; y el secretario ejecutivo de la Reforma Educacional, Andrés Palma. Primero, con la presentación del ministro sobre la agenda corta de Fortalecimiento a la Educación Pública.

Primer round

Luego vinieron los primeros dardos. Quienes abrieron el fuego fueron los diputados UDI Jaime Bellolio y María José Hoffman, que reclamaron por haberse enterado del Plan de Fortalecimiento a la Educación Pública por la prensa un mes antes de la presencia del ministro en la Comisión.

“¿Cómo y cuándo se van a ejecutar cada una de estas partidas? Porque usted sabe que una buena idea mal ejecutada pasa a ser una mala idea. (…) Andrés Palma señaló que habría una estampida de la educación pública hacia a la particular subvencionada. ¿Cuáles son esos patines de última generación que usted quiere darle a la educación municipal?”, dijo Bellolio.

Luego vino la intervención de Hoffman, quien pidió a la secretaria de la comisión grabar la sesión “porque hemos tenido tantas vueltas de carnero, que así podremos tener algo donde reafirmarnos”. La respuesta inmediata del presidente de la instancia, Mario Venegas, fue decirle que todas son grabadas y transmitidas por el canal del Congreso.

Pero Hoffman arremetió. “Me parece que este anuncio responde a la improvisación del Gobierno, es un dulce para algunos parlamentarios que por lo menos reclamen por lo que les importa, pero guardan silencio frente a este escueta reforma. Vemos puros programas de continuidad que ya existen con escuetas dos chauchas más para apoyarlo”, señaló.

Al final, conminó a los parlamentarios de la Nueva Mayoría a que fueran “tan exigentes con la educación pública como dicen serlo a través de los medios”.

Tras eso, vino el turno del diputado Germán Becker. El parlamentario RN señaló que los recursos eran pocos y criticó que parte de los recursos comprometidos por el Mineduc fueran destinados a infraestructura porque según él “hay municipios en que les sobra infraestructura, entonces no creo que el tema pase por ahí”.

“El gran problema de la educación pública es el estatuto docente, lo que me parece importante es qué veamos qué hacer con los profesores, vamos a hacer una nueva carrera docente, los vamos a premiar, los vamos a jubilar para que se vayan con una jubilación digna.El tema va por ahí, no por agregarle unos pocos recursos a los programas que ya existen”, dijo.

Ante esa intervención, el diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, fustigó la intención por desviar la atención y señaló que “los que dicen que son pocos recursos, por más recursos que se pudieran invertir no cambiaríamos la calidad de la educación, sin sacar la selección y el copago de nuestro sistema no podremos mejorar la calidad de la educación pública”.

José Antonio Kast versus Venegas

Tras las primeras diferencias vino la intervención del UDI José Antonio Kast. El diputado reclamó por la cantidad de tiempo para pedir información al ministro, luego de haber ocupado sus tres minutos correspondientes y ser llamado a terminar sus preguntas por Venegas.

El DC le señaló que ese había sido un acuerdo tomado por la misma comisión y que había que ser ecuánime respetando los tiempos. Pero Kast siguió y lo acusó directamente de “censurar a los parlamentarios” en una de las comisiones más importantes.

De inmediato vino la respuesta de Venegas, que le respondió diciendo: “No sea niño chico. No sean niños por Dios. Esto es una niñería para aparecer en los medios de comunicación”.

Vallejo versus Edwards

Tras la primera discusión, vino el turno de Camila Vallejo, quien criticó a los diputados de derecha por tener una “intención clara de desinformar” con sus intervenciones y de señalar que el diputado Becker estaba actuando “desinformado” por no estar al tanto de lo que se estaba discutiendo específicamente en esa comisión.

“Hay una intención clara de desinformar o hacer mal uso de la información respecto de los contenidos del proyecto. Dar por hecho de que la agenda del fortalecimiento de la educación pública es mala es mentira, porque el mismo ministro lo ha dicho que esta no es toda la reforma, esta es una agenda inmediata que dice claramente que aborda aspectos críticos y urgentes. Aquí hay que ser un poco más claro, responsable y justo en las declaraciones respecto a lo que contiene la reforma educacional”, dijo la ex presidenta de la Fech.

Sin embargo, inmediatamente después el diputado Edwards -quien no integra la Comisión de manera permanente, al igual que Becker- pidió 20 segundos para refutar a Vallejo. “Tratar de desinformado al diputado Becker, que lleva 12 años en esta comisión, por una diputada que lleva 4 meses, me parece inaceptable”, dijo el diputado.

Venegas contra la Alianza

Tras las intervenciones de todos los diputados, el presidente de la Comisión tomó su turno. Y disparó con todo:

“Esta es la mayor expresión de algo que refleja en lo que estamos. El desafío que tenemos en educación es igualar la capacidad de todos, pero hay algunos que están acostumbrados siempre a sacar ventaja, y cuando no sacan ventaja se molestan. Y eso es lo que creo yo que tengamos en cuenta. Es verdad, es así como yo lo veo. Es así como ustedes -refiriéndose a los diputados de la Alianza-, en muchos momentos, rebajan el nivel de la discusión a un nivel que es inaceptable y que le falta el respeto a la gente que ve este programa. Estamos discutiendo sobre la reforma más importante que un país se puede plantear. Una reforma que no se hace en más de 50 años y que va, probablemente, a proyectarse en muchas más décadas, y ustedes se quedan en los botes que se hunden, en los eslóganes fáciles. Por Dios, cuándo vamos a empezar a discutir en serio. Aquí estamos hablando de una cosa que tiene que ver con justicia, con las posibilidades de desarrollo de nuestro país, con la posibilidad de lucha contra las desigualdades, que en este país son escandalosas. O ustedes no se hacen cargo de eso. Entonces, el punto es ese. Han reducido la discusión a una serie de eslóganes a un nivel que es impropio para una reforma de esta naturaleza. Lo que esconde aquello es que no quieren confesar que no quieren los cambios, punto. No quieren confesar que no quieren los cambios”, dijo el diputado DC.

Apenas terminó su intervención, el diputado Edwards señaló que “la gente no está con la reforma”, ante lo que el diputado Fidel Espinoza (PD) contestó: “¿Y eso quién lo dice? ¿Tú?”.

Eyzaguirre puños arriba

Durante todas las alocuciones, el ministro Eyzaguirre no hizo más que anotar las preguntas y requerimientos de los diputados y comer galletas. Tras la primera ronda de intervenciones y en un tono muy pausado, dijo esperar responder las preguntas que tenían que ver específicamente con la agenda corta de fortalecimiento.

“¿Qué es lo que anima a todos? (….) La calidad es la resultante de un conjunto de factores. Interactúan entre sí, son extremadamente complejos y una discusión informada, como la ciudadanía nos merece, debe ser ordenada. Si no, esto se transforma en una torre de babel”,dijo.

Luego, sin caer en descalificaciones, el ministro dijo que “sin duda alguna, el tema de la calidad pasa por el Plan Nacional Docente”, pero apenas terminó la frase el agua se volvió a agitar. “Si usted nos ha convocado para que hablemos de un tema y se nos pregunta de otro tema, ustedes dirán: o hacemos una ensalada y no entendemos de qué estamos hablando, o hablamos de lo que se nos convocó”, señaló

“Sobre la pregunta del señor Kast, puedo decir que nuestro grado de ejecución es más alto que el anterior”. Apenas terminada la frase, los diputados de la Alianza le respondieron al secretario de Estado exigiéndole cifras.

Luego de fustigar las preguntas de los parlamentarios, el ministro se excusó y se retiró de la sala para asistir a la votación de la Ley Infancia en el Senado. Sin antes comentar que la discusión fue poco seria. Cuando se levantaba, Hoffman dijo que le parecía bien que blindaran al ministro “para que no se mande otro numerito. Me parece bien que se pare y se vaya antes de que se mande otro condoro”

El ministro, antes de terminar de ponerse la chaqueta, se dio media vuelta y dijo: “Por favor, no agarre papa”.

Más respeto

Tras la salida de Eyzaguirre, la subsecretaria Quiroga siguió con las respuestas a los diputados. Y luego vino la segunda ronda de intervenciones. El diputado Becker, quien había sido fustigado por Camila Vallejo por estar desinformado, criticó que lo expuesto por el ministro fuera un “Plan de Reforzamiento de la Educación Pública”.

“Por último, que le pongan agenda corta”, dijo el parlamentario, ignorando que de esa forma se había presentado el proyecto.

Tras esa infortunada intervención, el diputado Bellolio reclamó porque “el ministro acá se pone mal genio. Quiero insistir: Uno pregunta y es como el vacío. Me quedo en blanco (…) El ministro vino acá, se enojó y se fue”.

Luego vino la intervención de Felipe Kast, quien le reclamó al diputado Venegas su discurso anterior. “Yo le pido más respeto. Si no dejamos los prejuicios al lado, esto mucho más difícil”, dijo el diputado de Evopoli, cuando Venegas lo interrumpió.

Inmediatamente, el diputado Edwards apuntó a Venegas y le reclamó: “Usted respetó su tiempo, respete ahora”.

Los tontos, último round

Finalmente, el diputado Giorgio Jackson hizo su última intervención. “Me impresiona la poca capacidad sistémica de comprender lo que estamos hablando”, decía el ex presidente de la Feuc, cuando Jaime Bellolio lo interrumpió.

“Es que somos muy tontos, no como tú, Giorgio”, señaló. Jackson pidió a Venegas que se respetara su intervención, agregando que hablaba de la poca comprensión para entender el tema y que ni siquiera podían entender que no los estaba tratando de tontos, cuando Edwards volvió a interrumpir.

“¿Cuál es el afán de desprestigiar? Por favor”, dijo el RN, generando una nueva intervención del diputado Fidel Espinoza, quien les contestó. “Pero por qué se sienten aludidos, si a ese lado hay puros inteligentes”.

Tras las últimas palabras de Jackson, el diputado Venegas le dio unos minutos para responder a la subsecretaria Quiroga y terminó la sesión exactamente a las 18 horas, aunque los diputados de la Alianza volvieron a reclamar que otras veces se extendía el tiempo algunos minutos. Pero Venegas tocó la campana y se levantó.

The Clinic Newsletter
Comentarios