farcas A1

El diputado PPD Daniel Farcas se refirió a su rol en el fracaso de un proyecto de ley impulsado por su colega Vlado Mirosevic para promover el uso del “software libre” en el aparato público, iniciativa que pese a ser aprobada en primer trámite, se vio bloqueada por otra que él luego presentó, con la que se consagró la “neutralidad tecnológica” del Estado.

La polémica se desató este fin de semana, cuando Mirosevic dijo derechamente que “Microsoft nos violó”, acusando lobby por parte de la multinacional. Según su versión, representantes de la compañía, acompañados por la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de Información (ACTI), intentaron persuadirlo de que bajara su iniciativa, a lo que se negó. Sin embargo, luego Farcas logró aprobar un proyecto que citaba los mismos estudios y argumentos de Microsoft, evidenciando la “mano” de la empresa.

En entrevista con La Segunda, este martes el ex rector de la UNIACC aseguró que sólo actuó motivado por principios, y no por presiones o sugerencias de una empresa determinada. “Aquí se han hecho acusaciones que son absolutamente falsas, aseveraciones que no corresponden a la verdad, así que espero disculpas públicas del diputado Mirosevic, a quien por lo demás en diversas oportunidades he dicho que trabajemos juntos un proyecto que compatibilice el software libre con la neutralidad tecnológica”, aseguró.

Consulado sobre si su campaña fue financiada por el gigante tecnológico, Farcas respondió: “En ningún caso, y me consta, yo no tengo nada que ver con Microsoft, ni conozco a sus representantes ni ejecutivos”.

Si bien luego reconoció que se reunió “con las mismas personas que el diputado Mirosevic”, el parlamentario niega “categóricamente” haber sido sujeto del lobby. “Para mi el tema no es Microsoft sino la ACTI, porque si no existe neutralidad del Estado esos desarrolladores no van a poder subsistir”, dijo.

En esa linea, aseveró que su proyecto fue elaborado “con mucha anticipación” al impasse con su colega, agregando que no tiene “ningún problema en decir que yo apoyo a la ACTI”.

“Y en ningún caso hay aquí una acción que favorezca a determinada empresa, en absoluto, sino una visión sobre propiedad intelectual, el desarrollo del software y el uso del software libre”, concluyó.