Cruz Verde 02

Mientras se discuten mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores chilenos, siguen apareciendo situaciones indignantes de abusos empresariales.

La cadena de Farmacias Cruz Verde, con ganancias por más 700 mil millones de pesos en el último año, amplia presencia en el mercado local y denunciada por colusión junto con Salcobrand y Ahumada en el caso Farmacias que estalló en 2008, despidió a cerca de 200 trabajadores a lo largo del país luego de una huelga legal de éstos que duró 38 años.

La movilización de los empleados de la cadena era en demanda de mejoras salariales. Pedían que les subieran el sueldo de 220 mil a 300 mil pesos.

Finalmente todo terminó en nada y a mediados de agosto acabó la movilización.

El Dínamo detalla que un mes después se concretó la desvinculación.

La publicación agrega que la mayoría de los despedidos estaban sindicalizados.

“Lo que hace la empresa es castigar a los trabajadores y amedrentarlos, de forma de que los que vengan después no ingresen al sindicato”, asegura el presidente del sindicato, Pedro Beltrán.

La misma publicación señaló que desde la empresa no hay una versión oficial, pero un alto funcionario afirmó que las desvinculaciones se argumentaron bajo el concepto de “necesidades de la empresa”.

“Se le pidió a los jefes zonales que elaboraran la lista días después de terminada la movilización, con nombres de personas que habían participado de la huelga, pero también de trabajadores mal evaluados, para que no se viera tan mal”, señala la fuente.

Otro punto que revela la mala práctica empresarial, es que parte de los trabajadores despedidos bajo el argumento de necesidades de la empresa ya habrían sido reemplazados.

Además, se espera que siga la lista negra y haya unos 100 empleados más despedidos.