cataluña efe

El presidente de Cataluña Artur Mas ha renunciado finalmente a la consulta separatista del 9 de noviembre tal como la estableció en el decreto suspendido por el Tribunal Constitucional español, un hecho que se ha confirmado sólo acabar la cumbre del Gobierno de esa región española con los partidos soberanistas, que quedan a la espera de que haga mañana una propuesta alternativa.

El 29 de septiembre pasado el Tribunal Constitucional español suspendió la ley de consultas de Cataluña, legislación aprobada por el Parlemento catalán el 19 del mismo mes, y que permitía la ejecución de una consulta independentista que se llevaría a cabo el 9 de noviembre. El fallo del Tribunal Constitucional respondió a una presentación del gobierno de Mariano Rajoy, que intentó a toda costa detener la consulta, lo que finalmente ha logrado.

La decisión se tomó tras una reunión del presidente catalán con los partidos soberanistas de la región, tras la que se anunció que a las 10 am -hora local- el mandamás de Cataluña dará nuevas opciones para reemplazar la consulta.

El líder del grupo Iniciativa per Catalunya Verds-Esquera Unida i Alternativa (ICV-EUiA) en el Parlament, Joan Herrera, ha sido el primero en salir del Palacio de Pedralbes, en donde se ha iniciado este mediodía la tercera reunión del bloque soberanista para acordar los pasos a seguir ante la suspensión temporal de la consulta por parte del Tribunal Constitucional.

Tras casi siete horas de reunión -con un receso-, Herrera ha confirmado que el Gobierno catalán ha constatado que no puede hacer la consulta según lo que establece el decreto y ha dicho que está previsto que mañana el ejecutivo catalán explique públicamente su propuesta alternativa.

Una posibilidad, ahora que se descartado la consulta independentista, es que el 9 de noviembre puedan ser convocados plenos simultáneos en el Parlamento y en los ayuntamientos catalanes para reivindicar el derecho a decidir.