Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

16 de Octubre de 2014

Así nos ven en el mundo: “Pedirán revocar nacionalidad ‘por gracia’ a cura irlandés condenado por abusos en Chile”

"La Fiscalía pidió una pena de diez años y un día de prisión contra O'Reilly, que vive en Chile desde 1985 y que recibió la nacionalidad chilena por gracia en 2008", dice la nota de agencia EFE, publicada en cientos de medios alrededor del mundo.

Por

oreilly A1

Los senadores chilenos Rabindranath Quinteros y Alfonso de Urresti anunciaron hoy que presentarán un proyecto de ley para revocar la nacionalidad que el Congreso concedió por gracia al cura irlandés John O’Reilly, condenado este miércoles por abuso sexual.

Los parlamentarios, ambos del Partido Socialista, decidieron trabajar en esta iniciativa legal, luego de conocerse el veredicto de culpable contra el sacerdote, de los Legionarios de Cristo, por abuso sexual en contra de una menor del colegio Cumbres, de Santiago.

La sentencia del caso se dará a conocer el próximo 11 de noviembre y la Fiscalía pidió una pena de diez años y un día de prisión contra O’Reilly, que vive en Chile desde 1985 y que recibió la nacionalidad chilena por gracia en 2008.

Según manifestaron los legisladores, la determinación fue tomada porque les parece impresentable que la defensa haya presentado como atenuante el hecho de que el sacerdote haya recibido la condición de ciudadano chileno por gracia de parte del Parlamento.

“Creemos que es imprescindible que la nacionalidad se otorgue a personas que son un aporte a Chile”, dijo De Urresti a los periodistas.

“El juicio que se le ha seguido a este sacerdote ha tenido su debido proceso y las pruebas que se han presentado en su contra son contundentes, en relación al abuso que él ha ejercido sobre menores de edad”, agregó.

El Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago declaró a O’Reilly culpable del delito de abuso sexual reiterado contra una menor de edad, en el colegio Cumbres, donde la niña estudiaba uy que está situado en el acomodado sector santiaguino de Las Condes.

La corte resolvió por mayoría acoger las acusaciones en contra de O’Reilly, aunque desestimó, por falta de pruebas, otras planteadas por supuestos abusos a una hermana de la víctima.

Asimismo, acogió la demanda civil presentada por el querellante.

Durante el juicio, que comenzó el pasado 1 de agosto, se dio a conocer un centenar de pruebas, entre ellas testigos, peritos, y la declaración de las dos hermanas, presuntas víctimas del religioso.

Según la acusación del Ministerio Público, que acogió la corte, el religioso aprovechándose de su condición de guía espiritual del establecimiento educacional, sustraía constantemente de la sala de clases a una de las niñas para cometer los abusos entre los años 2007 y 2012.

De Urresti y Quinteros afirmaron que el sentimiento de repudio a las acciones de John O’Reilly es transversal y por ello, esperan contar con adherentes al proyecto de ley que en los próximos días ingresarán al Congreso.

“Creemos que, de ninguna manera, este señor puede seguir con la nacionalidad chilena, la que se otorga a personas que son una contribución al país y no que hayan cometido semejantes atrocidades y que, esperamos, sean ratificadas por la Corte de Apelaciones”, señaló concluyó De Urresti.

Temas relevantes

#EFE#Nacionalidad#o reilly

Notas relacionadas