sala de clases A1

Imagen referencial

El catastro de infraestructura realizado por el Ministerio de Educación entre 2012 y 2014 indicó que existen 1.164 establecimientos que tienen sistemas precarios de agua potable, según informa La Tercera.

Por otro lado, arrojó que de los 5.343 colegios municipales, 71 (1,3%) tiene letrinas y no baños.

La matrícula de estos recintos educacionales que presentan importantes deterioros es de 228 mil estudiantes. Esto quiere decir que afecta al 0,017% de la matrícula general.

La jefa de la División de Planificación del Mineduc, Vivien Villagrán, señaló que “se trata de recintos, en su mayoría, en zonas rurales. Los casos de letrinas, por ejemplo, se ubican en zonas aisladas y de carácter desconcentrado, donde tampoco existe un sistema de evacuación de aguas servidas, por lo tanto, la alternativa de inyectar más recursos, por ejemplo, no es una opción, si no que allí la alternativa pasa porque efectivamente se disponga de un sistema de agua potable”.

Carlos Montes, senador socialista, se pronunció al respecto y sostuvo que “es el colmo que haya un colegio con letrina, porque el Estado está lleno de recursos para resolver estos problemas”.

Manuel Sepúlveda, director de política educativa de Educación 2020, dijo que “es necesario preguntarse qué ha hecho todo este tiempo el sostenedor y si acaso hay financiamiento para solucionarlo” y agregó que los municipios se son los más indicados para administrar colegios. “Este sistema no asegura la calidad de los recintos ni de la educación que reciben los niños. Por eso es necesario modificar la institucionalidad y desmunicipalizar”, concluyó.

Cabe decir que el Gobierno utilizará 64 millones de pesos al año para efectuar estas mejoras.