farmacia A1

Fue el subsecretario de Salud, Jaime Burrows, quien este martes presentó el reglamento específico de la normativa, el que según consigna El Mercurio incluye siete puntos principales.

1. Receta médica: Las recetas deberán llevar el nombre genérico y de fantasía de los medicamentos, los que en las farmacias se podrá reemplazar por un bioequivalente. Asimismo, las recetas tendrán que tener en el reverso mensajes de anti-automedicación.

2. Publicidad: Queda prohibida en los medios la publicidad de remedios con receta médica, y también prohibida la publicidad al interior de las farmacias. Tampoco se podrán promocionar remedios a menores de edad y ni a población vulnerable.

3. Fraccionamiento: Las farmacias podrán vender medicamentos fraccionados según la necesidad del cliente, para lo que los envases tendrán nuevas exigencias para una adecuada trazabilidad de ellos.

4. Góndolas: Cada farmacia decidirá si pone o no góndolas fuera del mostrador, con medicamentos que no necesiten de receta médica. Estos deben estar a más de un metro de altura y se ordenarán según su tipo y no por laboratorio, para que así puedan ser fácilmente cotizados. Dichos espacios deben contar con infografía sobre el uso racional de los remedios.

5. Almacenes farmacéuticos: Podrán funcionar en localidades que no cuentan con farmacias, ofreciendo medicamentos con venta directa y algunos con receta. Prohibidos quedan los estupefacientes y psicotrópicos.

6. Precios: Con los precios puestos en sus envases deberán estar todos los medicamentos, los que también figurarán en una lista agrupados por su uso terapéutico, la que debe estar a disposición de los clientes.

7. Turnos: Según el lugar donde se encuentren, la población a la que abastecen; el acceso y la ubicación, las farmacias reestructurarán sus turnos diurnos y nocturnos.