ivan torres
bbcmundologo

¿Serán alguna vez precisos los pronósticos del clima?

Según el Servicio Meteorológico Nacional de Reino Unido -donde hablar sobre el clima es cuestión de identidad- señala que los pronósticos del clima de los cuatro días siguientes son hoy en día tan buenos como lo eran los de un sólo día a mediados de los 80.

Los que realmente son a largo plazo -al menos de más de un mes- nunca serán confiables.

La atmósfera es caótica y errores de observación minúsculos acumulados en la escala de 10 días o más arruinan cualquier pronóstico.

¿Por qué un chiste repetido sale podrido?

Porque el suspenso, la sorpresa, las expectativas violadas y el alivio de la tensión son algunas de las principales razones por las que nos reímos y eso muy rara vez se puede repetir.

Sin embargo, algunos chistes siguen siendo divertidos; hay incluso un truco bastante conocido entre los comediantes: el chiste “chistoso, luego no chistoso y luego chistoso otra vez”.

Ese tipo requiere de habilidad y suficiente tiempo para contarlo, pero efectivamente hace que la gente se vuelva a reír.

¿Cuáles son los cerebros más pesados?

elefante A1

A la cabeza -y en este caso, la frase es muy apropiada- está el cerebro del elefante. Pesa 4.780 gramos pero la proporción de la masa promedio de cerebro/cuerpo es 1/560.

En el caso del cerebro de un humano, esa proporción es mucho más significativa: 1/40, aunque el cerebro en sí pesa menos de un tercio de el del elefante: 1300.

En términos de peso, el tercer lugar lo ocupa el camello, con 762 gramos, una relación con el cuerpo de 1/800.

La jirafa le sigue -680 gramos- pero hay que notar cuán alta es la diferencia de la proporción cerebro/cuerpo: 1/1.485, lo cual es aún más notable en el caso del cuarto lugar, el hipopótamo, cuyo cerebro pesa 582 gramos pero es 1/2.789 con relación a su cuerpo.

El contraste es grande cuando se viaja más abajo en la lista a los puestos 6 y 7: el caballo y el gorila, respectivamente. El peso del cerebro del primero es 532 gramos, pero la proporción con su cuerpo es 1/600.

El caso del gorila es aún más acentuado: su cerebro pesa apenas 82 gramos menos que el del hipopótamo, es decir 500 gramos. Pero en relación a su cuerpo eso es 1/240.

¿Por qué los números primos son tan importantes?

La clave está en el nombre. Empezando con el uno y los primos, es posible crear todos los otros números.

El matemático griego Euclides probó que hay un suministro infinito de números primos, y que todos los números mayores a uno son primos o el resultado de la multiplicación de una combinación única de primos.

Dado su papel de piedras fundamentales de los números, los primos han fascinado a los matemáticos desde entonces. Eso ha resultado en algunas aplicaciones prácticas entre la que quizás es más famosa la conocida como criptografía de clave pública, ampliamente usada para proteger datos electrónicos.

Estos sistemas de cifrado de clave pública aprovechan el hecho de que mientras es fácil multiplicar dos enormes números primos, no hay manera de hacer lo inverso rápidamente: separar un número enorme en sus factores primos.

Eso no quiere decir que no existe el método pero encontrar la existencia de un método de factorización veloz requiere de investigación intensa.

¿Habrá arcoíris en otros planetas?

arcoiris A1

Los ingredientes necesarios para hacer un arcoíris en la Tierra son gotas de lluvia y luz del Sol.

Hasta ahora, no sabemos de otro planeta que tenga agua líquida en su superficie o en cantidades suficientes en la atmósfera para que llueva.

Sin embargo, gotas de otros líquidos podrían refractar la luz y reflejar los colores que la componen.

En la luna Titán de Saturno, por ejemplo, la atmósfera tiene muchas gotas de metano líquido y es casi seguro que llueve.

Su atmósfera es muy nublada, así que es probable que la luz del Sol no penetre mucho, no obstante es posible que haya arcoíris de metano.

Si existieran, serían parecidos a los terrestres, pero más amplios, pues el índice de refracción del metano es más amplio que el del agua.

Otro fenómeno llamado “gloria” ocurre en Venus gracias a las gotas de ácido sulfúrico que están en su atmósfera.

¿Podemos entrenarnos para vivir durmiendo poco?

Sí, pero quien lo haga será infeliz.

Los psicólogos han estudiado la carencia de sueño durante mucho tiempo manteniendo a grupos de estudio despiertos.

Uno de los resultados sorprendentes fue comprobar cuán bien pueden funcionar las personas con pocas horas de sueño.

Sin embargo, pierden concentración, cometen más errores y se la pasan de mal genio y miserables.

La falta de sueño ocasional no afecta mucho y nos recuperamos con dormir bien una noche.

Pero si es continua, tiene efectos a largo plazo, que incluyen obesidad, diabetes, problemas del corazón y reducción en la expectativa de vida.

Dormir poco pone presión en el sistema inmune, compromete los niveles de hormonas, puede reducir el apetito sexual y hacer que la depresión y la ansiedad sean más comunes.

Así que si piensa que puede hacer más trabajo o divertirse más durmiendo menos, reconsidere.

¿Por qué hay gente que se estresa más que otra?

sueñook

Sus cerebros y hormonas reaccionan de una manera distinta.

El estrés provoca que las glándulas suprarrenales liberen hormonas, entre ellas la adrenalina y el cortisol, y hay variaciones en la forma en la que los receptores adrenérgicos alfa 2B o ADRA2B de las personas reaccionan a la adrenalina y en la respuesta de su amígdala cerebral (el área involucrada con la memoria emocional).

La gente que se estresa más secreta más cortisol y se mantiene estimulada por más tiempo después de que el evento ocurre.

Las hormonas del estrés evolucionaron para ayudarles a los animales a lidiar con las amenazas aumentando el nivel de alerta, reduciendo la sensibilidad al dolor, liberando grasa y azúcar al flujo sanguíneo y preparándonos para enfrentar o huir del peligro.

Como enfrentar o huir no son opciones en ambientes como la oficina, las hormonas se acumulan, a menos de que hagamos ejercicio o busquemos otra manera de relajarnos.