alberto nisman EFE

Los datos provisionales de la autopsia del cadáver del fiscal argentino Alberto Nisman, hallado muerto esta madrugada en Buenos Aires, apuntan a que en su deceso “no hubo intervención de terceras personas”, según informó hoy la fiscal del caso, Viviana Fein.

Fein apuntó también se encuentra a la espera de los resultados de un “cúmulo” de pruebas para poder “descartar cualquier otra hipótesis”.

“Además, entre hoy y mañana, llegarán los resultados del estudio microscópico de barrido electrónico practicado sobre las muestras tomadas de las manos del fiscal Nisman. Con este resultado, se determinará la existencia o no de restos residuales de pólvora”, informó Fein en un comunicado difundido en la página web de la Fiscalía argentina.

La fiscal también continuará a lo largo de hoy con la toma de declaraciones testimoniales y está a la espera de los resultados de las pruebas tecnológicas sobre el material incautado en la casa de Nisman.

El informe preliminar de la autopsia ya había confirmado que Nisman murió a consecuencia de un balazo que penetró dos centímetros por encima de la oreja, por el parietal derecho de la cabeza, disparado desde la pistola calibre 22 encontrada bajo su cuerpo.

Nisman fue hallado anoche por su madre en el baño de su casa, ubicada en el exclusivo barrio de Puerto Madero, donde pudo acceder con la ayuda de un cerrajero porque la puerta estaba cerrada por dentro.

La muerte del fiscal, que investigaba el atentado contra la mutual judía AMIA que dejó 85 muertos en 1994 y que había denunciado a la presidenta argentina por presunto encubrimiento de los sospechosos del ataque, ha conmocionado a la sociedad argentina.

Según la versión oficial, en el apartamento había documentos relativos a la denuncia que Nisman presentó la semana pasada contra la presidenta argentina, Cristina Fernández, y sus colaboradores, y sobre la cual estaba previsto que hoy ofreciese una comparecencia hoy en el Congreso.