velasco A1

Que Andrés Velasco salga libre de polvo y paja del caso Penta sólo el tiempo, y el desarrollo de la investigación -que ya el fiscal jefe Metropolitano Oriente Alberto Ayala estimó en hasta dos años- lo dirá.

Pero lo que sí es cierto es el costo político que ha tenido el escándalo de las platas truchas para el ex candidato presidencial.

Además de perder terreno como figura de centro-izquierda frente al que parece ser su rival natural y enemigo político, Marco Enríquez-Ominami, el economista parece estar cada vez más lejos de la Nueva Mayoría, y ojo… no porque él lo haya expresado explícitamente.

El distanciamiento comenzó cuando el propio Velasco y sus ccolaboradores de Fuerza Públic, apuntaron a La Moneda por la filtración del allanamiento que hubo en su casa en el marco del caso Penta.

En esa oportunidad, Velasco dijo que había una suerte de persecución política en su contra.

A eso hecho hay que sumar la aparición pública que hizo junto a Lily Pérez para presentar un proyecto en torno al financiamiento de la política, lo que motivó una fuerte molestia en la DC, por el hecho de que hay militantes de esa tienda que cohabitan en el movimiento Fuerza Pública. De hecho, ya hay pedido de expulsión de algunos históricos de la falange, como la ex ministra de Educación, Mariana Aylwin.

Al respecto, quien se perfila como presidente de la DC en reemplazo de Ignacio Walker, el senador Jorge Pizarro, también mostró su intención de mantener a Velasco lejos de su tienda, y por lo tanto lejos de la Nueva Mayoría.

“Hay algunos camaradas que les parecía interesante el liderazgo de Andrés Velasco, no sé qué les parecerá ahora, en cuanto a proyecto personal”, dijo Pizarro esta mañana en conversación con ADN Radio.

En opinión de Pizarro, tal como también lo ha dicho Walker y otros miembros del oficialismo, el economista y su movimiento claramente se sitúan, sino en la derecha, al menos en la oposición.

“En la medida en que se han ido constituyendo como partido político y han ido tomado posición casi derechamente en la oposición del actual gobierno, es evidente que esa simpatía se va alejando”.

Finalmente, Velasco aprovechó de repasar a Velasco por el caso Penta, tal como lo manifestó el ex ministro de Bachelet, Pancho Vidal, quien le enrrostró que el comodín de las malas prácticas se le ha devuelto como un boomerang.

“En el caso Penta, Velasco claramente se ha visto involucrado y lo que es más delicado para él, que se ha visto envuelto en algo que va en contra de su discurso, de las buenas prácticas”, opinó Pizarro.

La charla de los 20 palos

La semana pasada, el fundador de Fuerza Pública declaró ante el fiscal Carlos Gajardo y a la salida de la diligencia insistió en que su relación con el holding de Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín sólo fue de carácter profesional.

“Se trató en mi caso de un servicio prestado a la empresa Penta, como uno de las muchas charlas que yo presto en mi categoría de profesional, economista, académico y ex ministro de Hacienda, como no soy persona de recursos ni millonario (…)”, explicó frente a los periodistas a la salida de la Fiscalía Oriente.

“La charla fue el 20 de junio, el pago los primeros días de julio, y ustedes comprenderán que un pago hecho después de la elecciones, a una empresa que no tenía nada que ver con la campaña, difícilmente tiene que ver con platas políticas”, agregó.

En esa linea, aseguró que la factura impugnada “fue pagada después del período de campaña, y algo que es muy importante, los montos recibidos por la empresa Cactus, fueron gastados en cosas que son propias de aquella empresa, no fueron gastados en nada que tuviera que ver con actividades políticas”.

“Creo que los hechos van quedando claros, y me parece importante que la Justicia tome las determinaciones (…) al final la verdad se impone”, añadió el ex candidato.

La declaración de Velasco llegó luego que se revelara que Penta le pagó 20 millones de pesos por una exposición que el economista hizo en un almuerzo. Según el ex gerente Hugo Bravo, esa plata fue a parar a la campaña, lo que el ex ministro desmiente.