Senado despacha proyecto de inclusión escolar en medio de feroz cuestionamiento de la derecha a la DC

Mientras que desde el oficialismo dijeron que se logró “sacar al mercado de la educación”, en la oposición aseguraron que se había aprobado un reforma injusta, que daña a la clase media. Además, apuntaron sus dardos contra la falange por votar -según ellos- pensando en el futuro de la Nueva Mayoría y no de la gente.

nico

Luego de tres días de debate y las respectivas sacadas en cara de carácter ideológico, el Senado despachó el proyecto de inclusión escolar, que pone fin al copago, lucro y la selección, en medio de la satisfacción del oficialismo y las fuerte críticas de la derecha hacia la DC.

La instancia, que forma parte de la gran reforma educacional, pasa ahora a la Cámara. Esta misma tarde comenzará a ser revisada en la comisión del ramo.

El ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, tomó la palabra una vez terminada la sesión y aseguró que la jornada evidenció “una importante dosis de lealtad republicana (…) todos y todos han hecho su mejor esfuerzo por defender sus principios”.

“Siempre las reformas estructurales producen escepticismo”, puntualizó.

El secretario de Estado agregó que de ahora en adelante “tenemos que replantear nuestra educación pública (…) esta ley no la mejora de manera instantánea”, subrayó.

El pluralismo no puede ser excusa para discriminaciones arbitrarias, para que algunos puedan acceder a un tipo de educación y otros a otra”. Sin una educación inclusiva “la sociedad se estanca, se llena de guetos y resentimientos”, afirmó.

El ex funcionario del FMI, dijo que “mantendremos los oídos abiertos, una flexibilidad enorme para corregir nuestros errores, pero, asimismo, las convicciones más profundas para salir adelanteporque, de lo contrario, los países se quedan estancados, como lo ha demostrado recientemente la historia”.

Haciendo una analogía con el fútbol, Eyzaguirre dijo que al partido no se gana hasta el pitazo final por lo que partió raudo a la comisión de la Cámara para así evitar que la iniciativa vaya a comisión mixta.

Por su parte, la titular del Senado, la PS Isabel Allende levantó la sesión agradeciendo el compromiso mostrado, cada uno desde su vereda, de los parlamentarios.

A la salida del hemiciclo, la hija del ex Presidente Allende dijo que “habla bien del Senado que es capaz de ponerse de acuerdo”.

Los miembros de la comisión de Educación de la Cámara Alta, senadores Fulvio Rossi, Jaime Quintana e Ignacio Walker celebraron el paso dado en la jornada.

“Siento una profunda satisfacción y algo de emoción”, dijo Rossi, quien recordó las manifestaciones en la calle. “Estamos muy contento, hemos logrado sacar al mercado de la educación”, agregó.

Quintana, por su parte, aseguró que la Presidenta y la NM han cumplido con el país, mientras Walker valoró el hecho de haber aprobado el proyecto con el 60% de los votos del Senado.

El independiente, ex RN, Antonio Horvath, manifestó que “hemos dado un gran paso”.

“Una reforma injusta”

Cumpliendo con su rol de oposición dura, la derecha acusó que con la votación se le daba la espalda a la clase media, al tiempo que fustigó a la DC por inconsecuente.

“Este es un proyecto que afecta gravemente la educación particular subvencionada, a la clase media”, dijo Andrés Allamand, quien aseguró que la DC votó no por la gente, sino por el futuro de la NM.

Su par de la UDI, Ena von Baer, señaló por su parte que “el gobierno y la NM han avanzado en contra de lo que la mayoría de los chilenos quieren”, pues aseguró que se trataba de “una reforma tremendamente injusta”.

“Esta no es una buena jornada (…) esta reforma va a terminar con los colegios de excelencia”, insistió la parlamentaria del gremialismo, quien también repasó a la DC por no votar acorde a sus principios.

The Clinic Newsletter
Comentarios