Pentagate: las diferencias entre las posiciones de “los Carlos” y Jovino Novoa frente el fraude al fisco

Tres de los involucrados en el Caso Penta han sostenido estrategia diametralmente diferentes. Por un lado se encuentran los controladores del holding, “los Carlos” Délano y Lavín, quienes han cooperado en la investigación, mientras por el otro se encuentra uno de los nombres con más peso dentro de la Unión Demócrata Independiente, Jovino Novoa.

jovino novoa a1

Tres de los involucrados en el Caso Penta han sostenido estrategia diametralmente diferentes. Por un lado se encuentran los controladores del holding, “los Carlos” Délano y Lavín, quienes han cooperado en la investigación, mientras por el otro se encuentra uno de los nombres con más peso dentro de la Unión Demócrata Independiente, Jovino Novoa.

El “coronel” ha tomado distancia de quienes eran sus amigos, apelando en un primer momento al silencio, para luego dar a conocer los diferentes pasos que ha tomado respecto al caso que puso en entredicho al partido gremialista, según relata La Segunda.

Anteriormente, Novoa había declarado que “la publicación de Ciper que se refiere a mi persona es absolutamente falsa. No existe ni ha existido un sistema de financiamiento ilegal para la UDI. Yo jamás he participado de ningún financiamiento que no esté de acuerdo a la ley y jamás he actuado en forma ilegal en mi vida”, negando así cualquier vinculación a este caso, en el que posteriormente apareció como el “recaudador” de los dineros de Penta.

Lavín y Délano, por su parte, han intentado que este caso, arista del Fraude al FUT, llegue a su fin lo antes posible, para así evitar sanciones más duras que las que ya pesan sobre ellos.

Novoa, con una posición que ha mantenido desde el primer día, intenta limpiar su nombre de este caso, dejando en claro que incluso llegará hasta la última instancia, aún cuando en los últimos días se haya dado a conocer que, en compañía de sus abogados, impugnó el tribunal encabezado por Carlos Gajardo, quien ha llevado hasta ahora la investigación que incluso llevó a incautar los computadores de Soquimich.

El ex senador quiere que este caso pase del actual Octavo al Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, petición que será revisada el próximo 10 de febrero.

Similar estrategia utilizó anteriormente, cuando hizo uso de su derecho a no declarar en la Fiscalía Oriente, asegurando que sus abogados, los mismos que ahora pelean el cambio de Juzgado, aún no habían revisado todos los antecedentes y que en este nuevo tribunal encontraría más “seriedad e imparcialidad”.

La participación de Novoa en este caso se destapó cuando Carlos Lavín, dentro de una de sus declaraciones, aseguró que tenían “una relación más cercana” y que “Jovino es un líder dentro de su partido, conocía personalmente a cada candidato. Los dineros que Jovino pedía no eran para él, sino que para candidatos afines de él. De hecho él no estaba en campaña. Yo lo que pienso es que Jovino facilitaba las facturas de Inversiones y Mandatos para otros candidatos. Inversiones y Mandatos no prestó servicios para Empresas Penta que yo sepa”, sentenció Lavín.

La otra parte de “los Carlos” indicó que “Jovino es una persona muy cercana a mí y muy amigo mío” y que “concurrió a pedir aporte para campaña políticas para otros candidatos. Le aportamos alrededor de 25 millones de pesos para esos candidatos. Fue varias veces a reunirse conmigo, en alguna ocasión con Ena von Baer. En la reunión con Ena von Baer se me pidió ayuda para su candidatura”, dando a entender que participó directamente en el fraude.

El firme paso de la estrategia de Novoa busca no cambiar su posición de influencia y poder dentro de la UDI, más allá de que no ocupe un cargo. En la parte judicial, el ex senador arriesga una multa y una pena que va entre los 541 días y los 5 años de cárcel por haber facilitado documentos para cometer fraude tributario, aunque a su favor tiene su intachable conducta anterior.

Comentarios