Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Poder

24 de Febrero de 2015

Caso Penta: El SII abre el camino para ahondar en el financiamiento a campañas políticas con nueva querella

Por diversos delitos tributarios, el organismo interpuso una acción para perseguir la responsabilidad de los dueños del holding, sus cónyuges y ejecutivos. Aunque no está dirigida contra ellos, el organismo incluyó facturas relacionadas con Laurence Golborne, Jovino Novoa y Andrés Velasco.

Por

PENTAGATE-CHOCLO-LAVIN

Una segunda querella en la investigación por diversos delitos tributarios en el caso Penta presentó el Servicio de Impuestos Internos, en la que menciona ocho facturas calificadas como ideológicamente falsas y que están siendo indagados por la Fiscalía Metropolitana Oriente por servir para el posible financiamiento ilegal de campañas políticas.

Entre los documentos hay cinco de Vox Comunicaciones, -relacionada con Laurence Golborne-, por un total de $120 millones, dos emitidas por las empresas Inversiones y Mandatos, -relacionada con Jovino Novoa-, por $ 5 millones cada una; y una de Cactus Consultores SpA, -del ex ministro de Hacienda Andrés Velasco-, por $20 millones.

Sin embargo, la acción legal no está dirigida contra alguno de los políticos, sino que contra los dueños del grupo Penta, Carlos Délano y Carlos Lavín, los ex gerentes Hugo Bravo y Manuel Antonio Tocornal; el representante legal de Empresas Penta S.A., Óscar Buzeta; el ex contador del holding Marcos Castro, y el yerno de Délano y representante legal de Inmobiliaria Los Estancieros S.A., Samuel Irarrázabal.

A la lista se suman las esposas de los controladores de Penta, María de la Luz Chadwick y Verónica Teresa Méndez, cónyuges de Lavín y Délano, respectivamente. Además de la cónyuge de Francisco Astorga, ex subgerente de Administración Penta, Verónica Winkler.

Según consigna El Mercurio, el SII asegura que entre los años tributarios 2010 a 2014 empresas Penta S.A. registró y contabilizó 31 boletas de honorarios falsas de 12 contribuyentes, “lo que conllevó la presentación de declaraciones maliciosamente falsas” tributando “un impuesto menor al que correspondía”. Sobre Inversiones Penta III, se sostiene que, entre septiembre de 2010 a diciembre de 2013, se registró un gasto en su contabilidad de “diez boletas de honorarios falsas” por trabajos no realizados.

Notas relacionadas