empleo

El desempleo, uno de los indicadores que se ha mantenido contenido en medio de la desaceleración que enfrenta la economía chilena desde fines de 2013, subió a 6,2%, en el trimestre móvil noviembre-enero, en línea con las proyecciones del mercado que esperan un incremento frente al 6.0% del periodo anterior.

Según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadísticas el aumento se explica por la disminución de Ocupados (-0,1%) y el segundo aumento trimestral de los Desocupados (2,0%). Esta ecuación implicó que la Fuerza de Trabajo no tuviera variación.

El INE destacó la incidencia de las mujeres en la menor ocupación (-1,0%), así como en el incremento de la desocupación, debido a un aumento de 5,6% de las Cesantes.

Por sectores, las incidencias negativas más significativas en el menor crecimiento anual de Ocupados provinieron de Construcción, que ha mantenido sucesivas disminuciones a lo largo del año.

Por otro lado, Hogares Privados con Servicio Doméstico registró su primera disminución luego de once períodos consecutivos al alza.

Ante este escenario, los economistas ya proyectan que puede venir un periodo de más alzas, aunque siempre bajo los niveles de 7%.

El economista de BCI Estudios, Felipe Ruiz, indicó que “las últimas cifras comienzan a evidenciar un deterioro en el ritmo de expansión de estos niveles de ocupación, junto con una disipación de sectores económicos con creación de empleo estacional. No descartamos presiones al alza en indicadores de desempleo que puedan llevar una tasa de desocupación en 6,5% en lo pronto”.

Por su parte, Matías Madrid, economista jefe del Banco Penta, hizo una proyección más negativa, recoge emol.

“Los datos de empleo no fueron positivos considerando el aumento de la tasa de desocupación en un período de estacionalidad positiva. Adicionalmente el ritmo de creación de empleo de la economía chilena se desaceleró, en línea con las perspectivas de mayores holguras para el mercado laboral en 2015”, sostuvo.

“En términos de proyecciones, el desempleo se ubicaría en 6,4% en el próximo trimestre móvil y en términos anuales alcanzaría un promedio de 6,9%”, señaló.

Por su parte, Banco Santander señaló que “es importante recalcar que el efecto estacional de la agricultura irá pasando en los próximos meses, tendiendo a destruir empleo, lo que es considerable, ya que hoy el agro constituye cerca del 10% de la personas empleadas”. “Seguramente para el resto del año, veremos una creación de empleo de asalariados en niveles plano, que difícilmente será compensado por el por cuenta propia, dado que no se muestra tan pujante como hace unos meses previos”, agregó.