piñera auto A1

Mediterráneo, vehículo de inversiones que opera a través de Bancorp, propiedad del ex presidente Sebastián Piñera, reafirmó que el contrato forward que en 2009 firmó con CB Capitales del grupo Cruzat se operó dentro del marco de la ley.

Esto, después de que The Clinic Online revelara que dentro de los 102 contratos futuros que entregó Cruzat al Ministerio Público, -porque tenían como contraparte empresas del holding Penta-, figuraba uno del fondo de inversiones aludido, y que fue firmado en plena campaña de Piñera a la primera magistratura.

Luego de que altas fuentes de la empresa asegurara a este medio que la operación fue real y legítima, -y desde el piñerismo que tener un papel con CB fue básicamente mala suerte-, a través de un comunicado ahora hicieron pública su versión oficial.

“Durante el año 2009 Mediterráneo realizó múltiples operaciones financieras, incluyendo más de 50 operaciones de derivados de divisas, para inversión o cobertura de tipo de cambio, con diversas contrapartes bancarias y financieras. Una de las operaciones referidas, realizada en Diciembre de 2009, tuvo como contraparte a una sociedad del Grupo CB (de Cruzat). Dicha transacción se realizó en condiciones de mercado, sin participación ni coordinación con terceros y de acuerdo a la legislación vigente”, señala el documento.

En esa linea, el fondo de inversión asevera que “todas las operaciones realizadas por Mediterráneo son reales y legítimas, corresponden a su giro de inversiones y se realizan de acuerdo a la legislación vigente”.

“Con el propósito de colaborar con la investigación que lleva a cabo el Ministerio Público, Mediterráneo en forma voluntaria ha facilitado a éste último la totalidad de la información referida a la operación cambiaria individualizada en los párrafos anteriores”, agrega la declaración.