juan barros A1 2

El cuestionado obispo de Osorno Juan Barros se refirió a las críticas por su nombramiento luego de ser apuntado por los querellantes de Karadima como encubridor de los abusos que ocurrían en la parroquía El Bosque.

El cura habló luego de la 109 versión de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal en Punta de Tralca.

“Yo soy un hijo de la Iglesia y como hijo de la Iglesia deseo siempre cumplir, asumir lo que el Santo Padre vaya señalando”, dijo Barros, como respuesta a la decisión del papa Francisco de nombrarlo como obispo de Osorno.

Respecto de sus eventuales vínculos con los abusos cometidos por Karadima, aseguró que “yo jamás he aprobado ni participado en esos hechos y no se me pasó por la mente lo que allí sucedía”.

Por su parte, el arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati dijo que “nos duele inmensamente que un grupo de hermanos sienta un dolor tan grande por un nombramiento y que haya gente de buena voluntad y que no sean católicos que han manifestado sus opiniones, comprendemos su actitud aunque no podemos compartirlo, como la profanación de una eucaristía”.

Barros fue sindicado en un par de oportunidades por el querellante de Karadima, Juan Carlos Cruz como activo cómplice del cura.

“Hemos hablado desde el momento que empezamos a denunciar. Contamos el papel que jugó Juan Barros, que eran los dos que veían los abusos y después se toqueteaban con Karadima”, dijo un mes atrás Cruz.

El día que fue ungido obispo, hubo manifestaciones contra Barros tanto fuera como dentro de la catedral de Osorno.