manuel_contreras

Hoy fueron condenados a diez años de prisión seis antiguos agentes de la dictadura de Augusto Pinochet y un dirigente de la Colonia Dignidad, por el secuestro calificado (desaparición) de un opositor en el interior del enclave alemán, informaron fuentes judiciales.

En la parte civil, el juez Jorge Zepeda, de la Corte de Apelaciones de Santiago, ordenó al fisco pagar una indemnización de 300 millones de pesos (unos 500.000 dólares) a los familiares de la víctima, Álvaro Vallejos Villagrán, secuestrado por agentes de la DINA, la policía secreta de Pinochet, el 20 de mayo de 1974.

De forma adicional, como medida de reparación, Zepeda dispuso que el Estado construya un museo y memorial en homenaje a los ejecutados, desaparecidos y torturados en la Colonia Dignidad durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Álvaro Vallejos Villagrán, un estudiante de medicina y dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), grupo que combatió con las armas contra el régimen de facto, pasó por al menos dos centros de tortura en Santiago antes de ser llevado a la Colonia Dignidad, a unos 380 kilómetros al sur de Santiago.

La colonia, que poseía un terreno de unas 16.000 hectárea, fue fundada en 1961 por el exsuboficial nazi Paul Schaefer y sirvió durante la dictadura como campo de prisioneros, torturas y asesinatos de la policía secreta..

Al morir en 2010, Schaefer estaba condenado a más de 20 años de prisión por violación y abuso sexual de menores y por infracción a la ley de armas y explosivos, además de procesado en otras causas, entre ellas la de Álvaro Vallejos Villagrán.

Según testimonios de un exagente, el joven fue asesinado la misma noche de su llegada al enclave alemán y su cadáver hecho desaparecer.

Los sentenciados por el juez Zepeda son encabezados por el general Manuel Contreras Sepúlveda, exjefe de la DINA y que acumula cerca de 400 años de prisión tras ser condenado en decenas de juicios por violaciones a los derechos humanos.

Los demás condenados son los brigadieres Pedro Espinoza y Miguel Krassnoff, el coronel Fernando Gómez y el exsuboficial Basclay Zapata, todos ellos también condenados en numerosos otros casos, y el alemán Gerard Mücke Koschitze, un estrecho colaborador de Schaefer en la colonia Dignidad.