SQM: Peñailillo dijo a la fiscalía que entregó sus informes a Gabriel Sepúlveda, jefe de gabinete del ministro Máximo Pacheco

SQM: Peñailillo dijo a la fiscalía que entregó sus informes a Gabriel Sepúlveda, jefe de gabinete del ministro Máximo Pacheco

En su declaración explicó su rol en Asesorías y Negocios y aseveró que los informes por los cuales enfrentó varias polémicas y un desmentido del diario El Mercurio, se los había entregado a Gabriel Sepúlveda, de quien es cercano. Sobre Bachelet, dejó la puerta abierta respecto al conocimiento que habría tenido la mandataria de la precampaña, pues señaló que no se referiría a ese tema.

Rodrigo Peñailillo Briceño En su declaración frente a los fiscales que investigan la arista SQM del caso Penta, el exministro Rodrigo Peñailillo explicó, entre otras cosas, su rol en la empresa Asesorías y Negocios de Giorgio Martelli, constituida en el 2011 y que sirvió para recaudar fondos para la precampaña de Bachelet. En la diligencia que se extendió por cinco horas y que se realizó en el tercer piso de la fiscalía y no en el piso 6 donde han declarado otros imputados, Peñailillo dijo que sus informes se los había entregado a Gabriel Sepúlveda, el actual jefe de gabinete del ministro de Energía Máximo Pacheco. La información fue confirmada a este diario por sus cercanos, quienes explicaron que la dinámica con la que se trabajó en ese tiempo en AyN se había decidido de esa manera y que Sepúlveda entregó varios informes. Los trabajos a las que se refirió Peñailillo son los mismos que le generaron duras críticas y por el cual incluso el diario El Mercurio lo desmintió luego de haber afirmado en una entrevista en Canal 13 que se los había mostrado. En el programa Protagonistas, el 3 de mayo, el exjefe de gabinete precisó sobre los informes en política internacional que habría elaborado para AyN y dijo que “los trabajos están entregados”. Por deducción, éstos papeles deberían estar en poder de Martelli. Sin embargo, el geógrafo no ha reconocido que recibió los trabajos de Peñailillo porque no los vio. Tampoco sabe cuáles son ni cuándo los habría entregado. Tal como lo informó The Clinic Online el martes pasado, Martelli no descartó que Peñailillo los haya elaborado y sociabilizado con otras personas. En este capítulo es donde entra el asesor del ministro Pachecho, de quien Martelli ha dicho que le colaboró bastante en la confección de los ya famosos informes y que fue quien estuvo más cercano en su trabajo. Martelli dijo que no había definido los montos ni plazos del contrato de Sepúlveda cuando boleteó a AyN al igual que otros funcionarios de gobierno y que eso lo había decidido Peñailillo. Aunque el exministro reconoció la elaboración de esos 3 informes, lo que se sabe es que existieron más productos de Asesorías y Negocios que fueron entregados por Martelli a la fiscalía y que se titulan “Hechos Noticiosos y Síntesis Legislativa”, donde según el geógrafo habrían participado Peñailillo y sus ex asesores Héctor Cucumides, Robinson Pérez y el propio Sepúlveda. Dichos documentos, según publicó este diario el 7 de mayo pasado, fueron entregados a SQM Salar como parte del acuerdo al que se llegó con el exgerente general de Soquimich Patricio Contesse. Además de referirse a su trabajo en AyN, Peñailillo no autorizó -por ahora- el alzamiento del secreto bancario que le solicitó la fiscalía y que comprende los años 2012 y 2013. LA GRAN DUDA: BACHELET Respecto a Bachelet, Peñailillo no contestó las preguntas argumentando que no se referiría a ese tema, algo que confirmaron a este medio sus cercanos. Según los análisis que se han realizado sobre este punto, en su declaración dejó el escenario abierto sobre el conocimiento que tendría la mandataria de la precampaña. Lo que podría complementar en una nueva declaración. De hecho, el exjefe de gabinete hace semanas había analizado dos caminos frente a una posible citación: decir que Bachelet no estaba informada o no contestar las preguntas, opción por la cual se decidió el miércoles pasado. La información llega en momentos en que las relaciones del exministro del Interior con el Ejecutivo pasan por el peor momento, pues se ha negado a tender puentes y sólo ha mantenido diálogo con algunos presidentes de partido y dirigentes políticos de la Nueva Mayoría. Con esto, el silencio del "Peña" en cuanto al conocimiento de la Presidenta Bachelet de la precampaña le podría significar quedar en una mejor posición en torno al manejo y posible gallito con el gobierno. Peñailillo hace semanas venía pensando que su declaración en la fiscalía podría reordenar el escaso manejo que ha exhibido el nuevo comité político liderado por el ministro Jorge Burgos. De hecho, cree que hoy no existe un interlocutor válido con quién establecer lazos. Su molestia suma una serie de hechos que sucedieron y que tienen su origen en la participación de Burgos en Tolerancia Cero, cuando planteó que si existían antecedentes de irregularidades respecto al periodo previo a que Bachelet tomara la decisión de ser candidata, tenía que denunciarlos. “Si me dan cuenta de un ilícito tengo incluso la obligación de denunciar”. Burgos no lo dijo, pero se refería a los años en que se había constituido la empresa Asesorías y Negocios por el geógrafo Giorgio Martelli y donde Peñailillo participaba directamente. Los desencuentros continuaron cuando este medio publicó la compra de un sitio en Peñalolén, donde el exjefe de gabinete aparecía en la escritura como codeudor solidario. Por tanto, no correspondía legalmente declararlo como parte de su patrimonio. Sin embargo, el vocero Marcelo Díaz dejó la duda en el aire y no la despejó. En ese minuto Peñailillo decidió cortar relaciones con el gobierno y no aceptó más llamadas. En privado comentó que “un vocero tiene la obligación de chequear la información antes de hablar con los medios”. Las molestias continuaron con la entrevista que Bachelet dio a radio Cooperativa, donde dijo que no había autorizado nunca que se recaudaran fondos a su nombre para una precampaña, porque no había existido. Mientras los hechos se acumulaban y crecían las dudas sobre los verdaderos destinos de los dineros aportados por SQM Salar, una de las filiales de Soquimich y el grupo Angelini, Peñailillo sostenía reuniones y se movía entre Santiago y la playa. No quería llamar la atención y por lo mismo, rechazó circular por la calle con la escolta que tiene asignada después de haber dejado su cargo en el gobierno por el alto puesto que ocupó. En esas semanas, se desentendió de las publicaciones de los medios y ni siquiera encendía el televisor para ver las noticias. En este periodo ha escuchado los consejos de Enrique Correa, cuya empresa Imaginacción maneja las crisis de Penta y SQM y de Juan Carvajal, que trabaja junto a Correa y es amigo de Peñailillo desde el gobierno anterior de Bachelet cuando era director de la Secom. Sin embargo, en su círculo aseguran que es él quien finalmente decreta las acciones a seguir.
Comentarios
Sabía ud que... CUANDO TE PREGUNTEN SI VAS A PAGAR CON TARJETA, NO RESPONDAS “EFECTIVAMENTE”. -------------------------------- Sabía ud que... EL LIBRO MÁS EGÓLATRA ES PAPELUCHO JARA -------------------------------- Sabía ud que... LOS PECES DE ACUARIO SON MÁS SENSIBLES QUE LOS PECES DE CAPRICORNIO. -------------------------------- Sabía ud que... LA ÚNICA RAZA DE PERROS QUE BAILA SIN CESAR, ES EL ROCKWAILER. -------------------------------- Sabía ud que... LA VIDA ES UNA LOTERÍA: NUNCA VAS A GANAR. --------------------------------