marcelo díaz a1

Durante este sábado el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, se refirió a las múltiples críticas de la UDI contra el gobierno por los nombramientos aún pendientes en cargos como el director del SII, la Segpres, la Contraloría, entre otras.

Pues bien, Díaz acusó sin pelos en la lengua una especie de bipolaridad por parte de la oposición y reconoció que no se sorprende ante los cuestionamientos de la Alianza. “No me extrañan esas críticas. Un día nos acusan de estar paralizados y al otro día de frenesí legislativo, es difícil no hacer nada y al otro día estar intensamente trabajando en algo”.

Según publica el diario La Tercera, el ex embajador de Chile en Argentina apuntó al diálogo y a que en verdad lo mejor en el mundo de la política es buscar soluciones.

En palabras de Díaz, “como Gobierno vamos a tener siempre la mano tendida para el diálogo y la búsqueda de soluciones. Creo que eso es lo que el país espera de nosotros, no más la guerrilla política de todos los días, porque hoy en día es tal el nivel de debilidad en la política y su credibilidad ante los ciudadanos, que en realidad lo que debiésemos hacer es no solamente provocar cambios normativos, sino que el cambio en el que hemos hecho las cosas”.

Por otra parte, el ministro vocero de Gobierno invitó a la oposición a trabajar en conjunto en la agenda de probidad y transparencia que ayude a salir a la política en general de la crisis de credibilidad por la que pasa producto de los bullados casos que mantienen en turbulencias a la política. “Hay una invitación que hemos hecho toda la semana: a que trabajemos juntos en sacar esta agenda legislativa. Que sea un testimonio fidedigno y concreto para que los ciudadanos se den cuenta de que hemos escuchado el mensaje de la gente y que estamos cambiando la forma en la que hacemos las cosas, porque la política es fundamental para dirigir los destinos del país, pero para eso tiene que ser legítima y legitimada”.

Díaz precisó que “hay algo que todos tenemos que entender”, y que apunta directamente a que la crisis de confianza “es tan severa y tan profunda y ha afectado de manera tan generalizada a quienes tenemos responsabilidades públicas, y hablo en primera persona porque creo que así tienen que hacerse las cosas, que lo que nos corresponde es enmendar, corregir, y eso es una tarea que nos toca a todos”, concluyó.