Bachelet golpea la mesa: “No hay espacio hoy en Chile para que las empresas financien a los partidos”

“El mandato que tiene el gobierno y la voluntad de esta Presidenta es llevar una agenda de probidad sin letra chica, sin dobles lecturas”, manifestó la Presidenta, quien de esa manera manifestó su postura respecto de la indicación de la Comisión de Constitución de la Cámara que permitía el aporte de empresas a los partidos con un tope anual de 500 UF.

bache

Ayer lo aclaró el vocero Marcelo Díaz y hoy lo hizo la propia Presidenta Michelle Bachelet… en Chile no hay margen para que las empresas le pongan plata a los partidos políticos.

En medio de una actividad pública, la Jefa de Estado hizo frente a la polémica que se instaló ayer luego de que la tarde del marte la comisión de Constitución de la Cámara aprobara una indicación que permite a las personas jurídicas hacer aportes a las colectividades.

“Yo quiero ser muy clara, no hay espacio hoy en Chile para que las empresas financien a los partidos políticos y esa y no otra es la postura que vamos a defender como gobierno en el Parlamento, separar definitivamente la política de los negocios”, subrayó la Mandataria, según recoge La Tercera.

“El mandato que tiene el gobierno y la voluntad de esta Presidenta es llevar una agenda de probidad sin letra chica, sin dobles lecturas”, manifestó la Presidenta.

La citada indicación que se enmarca dentro del proyecto de Fortalecimiento y Transparencia de la Democracia, surgido luego del trabajo de la comisión Engel, encendió el debate en el Parlamento justo cuando la relación entre el dinero y la política está más cuestionada que nunca, sobre todo tras las revelaciones de los casos Penta, SQM, Caval y Corpesca.

“La moción en cuestión tenía el objetivo acotado de abrir el debate sobre una realidad práctica en cuanto a una actual forma de financiamiento de algunos partidos políticos, en particular sobre los recursos que reciben a partir del patrimonio que gestionan fondos de ahorros de inversión o administradoras inmobiliarias”, precisó ayer el presidente de la instancia, el diputado del PS, Leonardo Soto.

Tras los cuestionamientos, ayer ya se pudo advertir que en el oficialismo la indicación no era bien recibida, por lo que probablemente serña corregida.

“Si vamos a terminar con el aporte de personas jurídicas a candidatos, obviamente también debe incluirse a los partidos”, dijo la presidenta del PS, Isabel Allende.

“Fue una mala decisión, una mala propuesta, y no entiendo cómo nueve parlamentarios -todos los de la Nueva Mayoría incluyendo al ex presidente del PS-, votaron a favor”, sumó el jefe de los senadores PS Carlos Montes.

En tanto, el ex presidente de la Cámara, el DC Aldo Cornejo (DC), admitió que “es una pésima indicación, que ha dado origen a una confusión; la vamos a corregir”.

Según el texto, la idea era permitir los aportes de empresas relacionadas a partidos políticos con un tope anual de 500 UF.

“Todo lo anterior está en el contexto de un proyecto de ley que recién se encuentra en su primer trámite constitucional, y que por tanto puede perfeccionarse durante el desarrollo de su discusión. Si se entiende que la redacción de la indicación puede abrir un espacio para que las empresas en general sigan aportando a los partidos, entonces manifestamos nuestro absoluto compromiso de introducir las modificaciones que sean necesarias para establecer claramente su prohibición”, explicó ayer el diputado Soto.

Comentarios