Fiscal Luis Toledo A2

La Fiscalía Regional de O’Higgins, a cargo de la investigación del Caso Caval, inició una investigación por las presuntas filtraciones en el marco de la investigación del caso que involucra a la nuera de la presidenta, Natalia Compagnon, y a su hijo, Sebastián Dávalos.

Según un comunicado de la Fiscalía, la indagación será “por los delitos de violación de secreto de funcionarios públicos u obstrucción a la investigación de particulares, atendidas las publicaciones de diversos antecedentes” de la causa, según publica La Tercera.

El Ministerio Público, a través del fiscal Luis Toledo, informó además que “acoge lo pedido por algunos intervinientes y se funda en que, si bien los antecedentes tienen un plazo de reserva o secreto respecto de los mismos intervinientes, esto es víctimas, imputados, abogados querellantes y/o defensores, el hecho que ellos puedan tener acceso a los mismos no autoriza su publicación y/o difusión, pues estos siguen siendo reservados respecto de terceros ajenos al procedimiento”.

“Con estas conductas se pone en riesgo el éxito de diligencias de la investigación, por lo que estimo que no debemos adoptar una postura pasiva ante estos hechos y debemos averiguar el origen de la entrega de antecedentes e informes de una investigación penal a terceros, para lo cual he designado al fiscal jefe de Rancagua, Sergio Moya, a fin que indague profundamente todas las aristas de filtraciones y publicaciones de los registros de las investigaciones. No se puede poner en riesgo el éxito de investigaciones tan complejas y en las que se ha invertido tanto trabajo y recursos de la Fiscalia de Chile y de la Policías” indicó el fiscal regional.