Laurence Golborne a1

En el marco del llamado caso Penta, la investigación que permitió abrir otros flancos de aportes irregulares a campañas políticas, el Servicio de Impuestos Internos (SII) presentó una nueva querella por delitos tributarios, que como novedad incluye a Laurence Golborne, ex candidato presidencial y senatorial en 2o13.

El libelo que presentó el director del organismo, Fernando Barraza, ante el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, incluye además a los fundadores del holding Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano, y al ex gerente Hugo Bravo López, el hombre que tiró la cadena del caso, entre otros.

A Golborne se le imputa la entrega de boletas ideológicamente falsas para obtener recursos para su precandidatura presidencial, instancia de la que se bajó en abril de 2013.

Posteriormente, se lanzó como candidato a Santiago Oriente, donde fue derrotado por su compañero de lista Manuel José Ossandón (RN).

En su declaración ante la fiscalía, revelada por La Tercera el 3 de enero pasado, Golborne indicó que “por mi vida profesional tengo contactos con muchos ejecutivos , entre ellos conozco a Carlos Alberto Délano (…) Fui a hablar con él a fines de noviembre y le conté en lo que estaba, le dije que debía trabajar en esto de manera profesional, que estaba trabajando con una empresa que estaba analizando y ayudando a definir el posicionamiento y mensajes de mi candidatura. Le pregunté si me podía ayudar y el me dijo que sí”.

Agregó que “le hablé específicamente de 20 millones por 6 meses. Me dijo que hablara con su gerente Hugo Bravo. Su oficina estaba al lado y me lo presentaron, le expliqué la situación a Bravo en su oficina y en no más de 5 minutos, yo ni siquiera me senté, me dijo que le facturaran a él y me dio los datos de la empresa a la que debía facturar que fueron Empresas Penta S.A y Penta III, dándome los datos de facturación”.

“Bravo me dio el orden, me dijo que fuera 2 facturas a Penta y luego una a Penta III y luego ese mismo orden de nuevo”, indicó Golborne ante la Fiscalía, añadiendo que luego a Carlos Alberto Délano “le hablé de la empresa Vox de Gabriele (Lothholz), que era gente preparada (…) Délano me dijo que sí que me apoyaba (…) en la segunda reunión fui a concretarlo, para ver como lo hacemos. (…) Hablamos en general de la campaña. Me dijo que hablara con Hugo Bravo que era su hombre de confianza o algo así”.

“Mi candidatura la bajan en abril de 2013 (…) como se habían acordado 6 pagos de 20 millones, esos pagos se hicieron de manera completa, pues el trabajo se completó a pesar de que la candidatura ya se había bajado. Fue en mayo a darle el agradecimiento por el apoyo a Carlos Alberto Délano a su oficina de El Bosque Norte”, expresó.

“No tengo conocimiento de quien retiró los cheques desde Penta (…) no hubo más aportes de empresas a mi campaña presidencial pues se terminó en abril de 2013 (…) Vox prestó servicios a mí para el posicionamiento como precandidato presidencial. No hubo ningún servicio que yo supiera que Vox le hubiera hecho a Penta o a Penta III”, concluyó.

En sus respectivos testimonios ante el fiscal Gajardo, tanto Délano como Lavín se refirieron al aporte entregado a Golborne.

“Lo conozco hace mucho tiempo por Icare. Tuve varias reuniones con él, porque quería que ingresara a su campaña para asesorarlo, pero yo le dije que no podía (…) También me pidió aportes económicos y me parece que lo apoyamos con 100 millones de pesos. En todo caso para las primarias no hay posibilidades de apoyo con ley electoral. Yo no me entero de la entrega de de boletas o facturas para justificar esos aportes. Los enviaba a hablar con Hugo Bravo con quien yo hablaba para indicarle los montos que se iban a aportar. Respecto de la empresa VOXcom nunca supe de ella ni ha prestado servicios para empresas Penta. Revisando después de la denuncia del SII supe que corresponde a la empresa que trabajaba con Golborne y que fue la que la facturó a Penta y Penta III por servicios que no se han prestado a esas empresas (…) No es cierto que se la haya depositado a Golborne en una empresa de su propiedad en el extranjero. En alguna ocasión nos reunimos en conjunto Carlos Eugenio Lavín y Golborne por el tema de los aportes. La decisión de apoyarlo la tomamos entre ambos, pero la ejecución fue como siempre de Hugo Bravo”, relató Délano.

“En esta última campaña llegó primero a hablar con nosotros Laurence Golborne y nosotros lo apoyamos. No pensamos mucho el cómo. En una reunión estuvimos juntos con Golborne y Délano y nos planteó que quería hacer una campaña semejante a la de Obama. Nos pidió un aporte cercano a los 100 millones. Nosotros le dijimos que hablara con Hugo Bravo y entendiera con él , lo que era el procedimiento habitual. Sabíamos que el dinero salía de Empresas Penta pero el mecanismo exacto no lo manejábamos (…) Yo no tengo conocimiento de que se hubiera depositado a alguna empresa de Golborne en el extranjero. Yo creo que eso es falso”, completó Lavín.

Además de Golborne, en la querella del SII figura el nombre de Gabriele Lothholz socia fundadora y gerenta de Vox. También están incluidos Manuel Antonio Tocornal, Oscar Buzeta, Marcos Castro y Luis Esteban Calvo.

En la querella se indica que el motivo de su presentación radica en “la responsabilidad que les corresponde en sus calidades de autores de delito tributario previsto y sancionado en el artículo 91 N° 4 Inciiso final del Código Tributario, a fin que el Ministerio Público proceda a investigar los hechos que se describen, formalizando en su oportunidad a los querellados, se los acuse, y en definitiva condene al máximo de las penas asignadas a los ilícitos materia de la presente acción, con sus accesorias legales y costas”.

Ver la querella completa