Caso SQM: Fiscalía cita a ME-O y deberá declarar como imputado

ME-O apareció vinculado con el caso luego de que se revelara que se reunió con el ex gerente general de la minera no metálica, Patricio Contesse, y de la relación de su ex brazo derecho, Cristián Warner, con la firma, esto tras recibir el pago de 362 millones de parte de la fililal Salar. “Sí. Claro que me reuní con Contesse para exponer mi posición sobre estatización del litio y crear un verdadero royalty a la gran minería privada”, respondió el ex diputado del PS cuando el asunto salió al ruedo. Sobre el nexo de su ex brazo derecho con la firma, también dijo que “”sí, yo recomendé a Cristián Warner, ahora mi empresa se llama Rivas y Rivas limitada, y les puede decir mirando a los ojos: Yo no tengo una sola factura, no hay enriquecimiento personal, no conozco a Ponce Lerou… que es otras de las acusaciones que intentan instalar”.

meo A1

El fundador del PRO y ex candidato presidencial, Marco Enríquez-Ominami Gumucio, deberá declarar en calidad de imputado en el marco de la investigación de la Fiscalía Nacional por el llamado caso SQM.

Según afirma La Segunda, el fiscal nacional, Sabas Chahuán, ya dejó lista la citación, diligencia que debería realizarse en un plazo de no más de 15 días.

ME-O apareció vinculado con el caso luego de que se revelara que se reunió con el ex gerente general de la minera no metálica, Patricio Contesse, y de la relación de su ex brazo derecho, Cristián Warner, con la firma, esto tras recibir el pago de 362 millones de parte de la fililal Salar.

“Sí. Claro que me reuní con Contesse para exponer mi posición sobre estatización del litio y crear un verdadero royalty a la gran minería privada”, respondió el ex diputado del PS cuando el asunto salió al ruedo.

“Fui a SQM como he ido a muchas otras empresas, sindicatos, universidades y organizaciones sociales a escuchar sus posturas y explicar mis propuestas. En esas reuniones no estuvo Julio Ponce Lerou”, explicó en esa oportunidad a The Clinic Online.

Asimismo, el cineasta afirmó que “es tarea de cualquiera que haya aspirado a presidente o sea candidato el conversar con todos. Sin exclusiones”.

“No soy ningún santo”

Después de verse salpicado indirectamente por el caso SQM, Marco Enríquez-Ominami, quien recientemente recuperó el sitial del político con más futuro según el sondeo CEP, aseguró en reiteradas oportunidades que nunca recibió un peso de oscura procedencia. Es más, afirmó que “no soy ningún santo, pero puedo decir que no hay enriquecimiento personal alguno, no tengo facturas falsas, ninguna cuenta pendiente con impuestos internos. Y sí he sido escrutado mil veces, no hay nada que temer”.

De todas formas, ME-O reconoció que podría haber aportes de empresas, pero legales. “Podría perfectamente ocurrir que vía aportes reservados hubiesen aportes. (…) Yo respondo por los RUT que conozco. Pero lo que no me puede pedir es que cuando Paul Fontaine tenía termoeléctricas el 2009, también se me acusó de ser financiado por las termoeléctricas, (se me hiciera) la misma acusación… Yo lo que los invito es pensar a dos años plazo, porque hace seis años se me acusaba de estar financiado por Cuba porque Max Marambio era mi jefe de campaña”, afirmó.

Respecto del vínculo de Warner con SQM, el excandidato ya respondió que “sí, yo recomendé a Cristián Warner, ahora mi empresa se llama Rivas y Rivas limitada, y les puede decir mirando a los ojos: Yo no tengo una sola factura, no hay enriquecimiento personal, no conozco a Ponce Lerou… que es otras de las acusaciones que intentan instalar”.

El periodista, dueño de la empresa “Cristián Warner Comunicaciones Publicidad y Marketing EIRL” ya concurrió a la Fiscalía, citado para declarar en la indagatoria.

Warner guardó silencio ante los fiscales, pero sí habló con el SII, declaración revelada meses atrás por La Tercera.

“Esto principalmente era una asesoría comunicacional. Partimos en 2011 con un monto bien bajo, porque nos queríamos meter en el negocio, establecer una relación. Los análisis se referían básicamente a análisis comunicacionales, que incluyen cliping, análisis, sugerencias de consejos publicitarios y de cómo aparece en los medios de comunicación la empresa, análisis de coyuntura, en general, todo lo que tenía que ver con las comunicaciones de las empresas”, detalló Warner.

“Pudimos convencerlo de que los servicios eran necesarios y que debían ser pagados a precios de mercado”, fue parte de lo que también dijo Warner, precisando que “a las reuniones con Patricio Contesse acudía solo, y siempre nos reuníamos en las instalaciones de SQM, por lo que recuerdo”.

Asimismo, aseguró que “siempre hubo contratos, desde el principio. En este se establecía un monto fijo, dividido en tantos meses, y tenía que entregar informes escritos en parte, y el resto, mucha conversación o minutas generadas en el minuto de la reunión, que siempre, en todo caso, tenían como base informes escritos que fueron aportados junto a la notificación. No nos entregaban los respaldos de recepción de los informes, ya que se los entregábamos directamente a Patricio (Contesse)”.

“Toda la documentación sobre los informes es parte del trabajo realizado, y que quedó con un registro impreso, pero también consistía en consejos y asesorías que van más allá de los documentos que quedaron con respaldo. De repente, se da un consejo muy simple, que es importante para la empresa, y por ello hay que cobrar”.

Según la publicación, Warner mencionó que su empresa también ha tenido como clientes a otras empresas, tales como “Chilectra, SQM Salar, Ops, Inversión Los Castaños, Fundación Euro Chile, entre otros”.

 

The Clinic Newsletter
Comentarios