Abogados de Hugo Bravo y Jovino Novoa valoran nombramiento Jorge Abbott

Tanto Catherine Lathrop, quien patrocina al ex gerente del holding Penta, como Matías Balmaceda, defensor del UDI Jovino Novoa, coincidieron en que hay desafíos procesales y operativos que el nuevo fiscal nacional debe cumplir y llevar adelante. Otros profesionales criticaron la edad de Abbott para asumir un compromiso de este tipo, como también que la solución de continuidad no era lo más indicado.

abbott-comision-2015 Tras el nombramiento de Jorge Abbott como el nuevo fiscal nacional, los abogados penalistas que tramitan en las aristas Penta y Soquimich valoraron positivamente la decisión de la Cámara Alta. En general indicaron que Abbott tiene una labor de modernizar y unificar criterios penales y administrativos en el Ministerio Público. Catherine Lathrop, quien patrocina al ex gerente de Penta Hugo Bravo, formalizado por lavado de activos y delitos tributarios, “el hecho de que sea el director ejecutivo de la Fiscalía Nacional es que conoce al dedillo el sistema”. “Ese conocimiento permitirá darle continuidad, pero al mismo tiempo le da la visión de que las cosas pueden mejorar. Treinta años de servicio público, entregan visión, así que quien gana con este nombramiento es la institución. También conoce los equipos al interior del Ministerio Público, lo que le permitirá hacer una renovación en continuidad”, dijo Lathrop. Respecto a la postura de Abbott de que no pueden investigarse los delitos tributarios sin la querella del SII y la inhabilidad para seguir el caso Penta por su cercanía con Alfredo Moreno, la profesional explicó que hacerlo público es un acto de transparencia. “Que transparente su inhabilidad por parentesco, transparenta su intención de que el sistema funcione, lo que no significa que no pueda entregarle las grandes causas a los fiscales regionales, porque los fiscales deben ser fiscales de todas las causas, por eso creo que él no ejercerá ninguna influencia en el caso Penta, como tampoco en los otros”, concluyó. El abogado Matías Balmaceda, defensor del gremialista Jovino Novoa, quien está formalizado por delitos tributarios por recibir platas a través de boletas ideológicamente falsas, estima que hay aspectos procesales y operativos que Abbott deberá enfrentar sí o sí. “A mi juicio el mayor desafío que tiene es poder unificar los criterios de persecución penal tanto a nivel de Región Metropolitana, como a nivel nacional. Y es que es necesario que los fiscales entiendan y comprendas que no pueden tramitar las causas a juicio y criterio de ellos, sino bajo el amparo de un Ministerio Público que trabaja en forma coordinada”, explicó. Respecto a un cambio en la hoja de ruta en torno a los casos Penta y SQM, indicó que “yo creo que los criterios van a ser los mismos”. “Van a aparecer las salidas alternativas. Yo creo que con él van a aparecer las salidas alternativas, porque el caso se está terminando y en juicios penales en la reforma así es cómo funciona”, apuntó. El abogado Marcelo Castillo, patrocinante de Patricio Rodrigo, indagado en el caso SQM por platas de SQM que habrían llegado a la campaña de la alcaldesa de Santiago Carolina Tohá, dijo que espera que los compromisos que adquirió Abbott frente a los parlamentarios sean cumplidos. “Frente a los reparos que tenía con la elección de la Presidenta de la República, esperamos que el nuevo fiscal nacional cumpla con los compromisos de modernización, de implementar nuevas políticas por parte del Ministerio Público y creemos que eso sería positivo para el país. Sin embargo, estimamos que atendida la edad que tiene él, creo que también sería momento de pensar en un fiscal nacional más joven”, aseguró Inquirido respecto a si Abbott influenciará la tramitación de los casos de corrupción político-empresarial, Castillo indicó que “no creo que ello ocurra”. “Yo creo que no debiera tener ninguna influencia porque la fiscalía hace rato se había salido de los cauces institucionales y legales, específicamente en el artículo 162 del Código Tributario, respecto a que sólo se pueden indagar delitos tributarios con la querella o denuncia del Servicio de Impuestos Internos. Y hubo un afán de criminalizar algunas infracciones tributarias que nosotros reprochamos”, aseveró En ese sentido, Castillo dijo estar esperanzado de que se apliquen los criterios históricos en materia impositiva. “Porque el ámbito tributario tiene que quedarse en eso y los temas penales son de otro talante y gravedad. El Ministerio Público se había engolosinado con los temas tributarios y espero que se vuelva a los criterios históricos del SII. Eso es lo correcto”, concluyó. Felipe Moraga, quien defiende a Iván Rojas, un ejecutivo del grupo Cruzat, formalizado por operaciones forward que según la fiscalía favorecieron a Penta, tuvo una mirada distinta. Indicó que era importante la renovación en instituciones de la envergadura del Ministerio Público “A mi juicio hubiese sido esperable un cambio marcado y radical de rumbo en la dirección del Ministerio Público. El nuevo fiscal nacional representa continuismo más que nuevos aires de cambio y dirección. El período de mando es muy extenso de modo tal que seguir en la misma línea representa en la práctica y en lo concreto 16 años de estabilidad considerando el anterior período y el que se viene lo que creo que no es positivo para la persecución penal”, expresó.
Comentarios