benitez uai

Un encendido debate protagonizaron el rector de la Universidad Adolfo Ibáñez, Andrés Benítez, y el cura jesuita Felipe Berríos, en una de las tres mesas que se organizaron en torno al seminario por los 20 años de las radios Duna y Zero.

El intercambio de opiniones se centró en temas como pobreza, desigualdad y educación.

Mientras Berríos lanzaba opiniones del tipo “nos han metido en la cabeza que todo es meritocracia” y “la elite chilena se alimenta de lo que lee en El Mercurio, pero el país es más que eso”, Benítez pronunció unas palabras que no pasaron inadvertidas para nadie y que elevaron la discusión a la categoría de Tendencia en Twitter.

“Yo obligo a mis alumnos una vez al año a bajar a Peñalolén a trabajos sociales”, profirió el habitual columnista del diario La Tercera.

Si trató de hacer una referencia geográfica o no (la mencionada Casa de Estudios tiene una sede en la precordillera de Peñalolén) quedará para la posteridad, el asunto es que las reacciones no se dejaron esperar.