Sabas Chahuán

A pocas semanas de dejar el Ministerio Público, el fiscal nacional Sabas Chahuán habló de absolutamente todo.

Chahuán tocó temas como la reunión secreta entre su sucesor Jorge Abbott con el senador PPD Guido Girardi y Ciro Colombara, abogado de MEO en el caso SQM y jurista de Herman Chadwick en el caso Caval, además de las críticas que le realizó al fiscal Carlos Gajardo por su rol posiblemente mediático. Por otra parte aprovechó la entrevista para referirse a la”cocina” que armó para amarrar, en los hechos, los votos de Abbott a través de conversaciones con las defensas de políticos involucrados en los casos SQM-Penta a los que se les ofreció, justo en las semanas en que se definía el tema en el Congreso, desde salidas alternativas a juicios abreviados.

En entrevista con Reportajes de La Tercera, Chahuán asume que ahora los ojos de todos están más puestos en la fiscalía debido a la conducción y mediatización que ha tomado en los bullados casos que remecieron a la política nacional como lo son Penta, SQM, Corpesca, Caval, etcétera.

En esa línea reconoció que algunos fiscales se han hecho más conocidos que otros por el rol que han jugado en ciertos casos, sin embargo se apuró en aclarar que “ha habido atribuciones de intencionalidad política, incluso a mí mismo. Yo no digo que sea ofensivo, sino derechamente ajeno a la realidad. A mí me han dicho que los fiscales persiguen con un sesgo de izquierda, después con un sesgo de derecha, son todas pamplinas”.

Pese a todo, admitió que en su momento le pidió al fiscal Carlos Gajardo que fuera “menos mediático”: “pero me quise referir a que tuviera más cuidado con los medios. Porque a veces uno, por inexperiencia o confianza, puede hacer declaraciones de las que después podría arrepentirse o tener que retractarse (…). Lo único que no me gusta, y se lo dije al fiscal Gajardo, quien comprendió el punto, son los comentarios por Twitter. Desde que hablamos eso, ha hecho comentarios que no tienen nada que ver con el trabajo”.

Otro tema que abordó la cabeza del Ministerio Público fue una revelación que realizó The Clinic Online en su nota “Sabas Chahuán: El MasterChef de la ratificación de Abbott como Fiscal Nacional” y que dice relación con que el fiscal nacional realizó una serie de “gestos” privados que apuntan al tenor que tomará, en las postrimerías de su mandato, la arista que involucra políticos en los casos SQM-Penta, y que él encabeza. En lo específico, fuentes de este medio destacaron en su momento el rol menor y limitado al que quedaría reducido el fiscal de delitos de alta complejidad, Carlos Gajardo, quien no obtendría la Fiscalía Metropolitana Oriente (cosa que se confirmó tras no quedar en la terna final de candidatos), como era su deseo. Y la oferta que hizo a la defensa del patriarca UDI, Jovino Novoa, de tener un juicio abreviado, es decir asumir la responsabilidad penal, pero con penas menores y libertad vigilada (cosa que también se produjo).

Pues bien, en ese sentido Chahuán sostuvo que “la variable fundamental fue que se estaba instalando un clima de sospecha que la fiscalía no quería investigar todo lo adecuadamente que se debía por implicancias o inhabilidades de los fiscales a cargo. Se habló de que les querían echar tierra a las investigaciones, cuando son todos fiscales de probado profesionalismo. Es cierto, Gajardo es un gran fiscal, pero nadie es irreemplazable: ni yo, ni Gajardo, ni nadie”.

Sobre el hecho de que Gajardo no haya quedado en la terna final para nuevo fiscal regional Metropolitano Oriente, Chahuán sólo comentó que “todos los candidatos reunían las condiciones”.

Cabe recordar que la votación para este cargo concluyó el viernes pasado con 21 votos para el fiscal cercano a Sabas Chahuán, Manuel Guerra, seguido por Tufit Bufadel (16) y Paula Falcon (12).

Chahuán también se refirió a la reunión secreta revelada por este medio entre el en ese entonces candidato a reemplazarlo, Jorge Abbott, Guido Girardi y el abogado Colombara (jurista que defiende a MEO en caso SQM y a Herman Chadwick en caso Caval).

“Esto fue injusto para los candidatos, porque todos se reunieron con senadores. Lo que no es conveniente es que no se regule. Yo creo que debería haber una instancia más formal, en que los senadores escucharan a cada uno de los candidatos de la quina. Y que también se regularan las reuniones previas”, dijo.

A su vez criticó que “se ha instalado la sensación errónea de que cualquier persona citada a declarar está condenada; segundo, el que conversa verá qué habla; tercero, cualquier conversación acerca de la investigación que yo llevo es vana. Yo no he conversado con nadie sobre qué voy a hacer con las investigaciones. Ahora tengo que conversar con Jorge Abbott por razones obvias, luego de que vuelva de sus vacaciones, pero si alguien hubiera hablado de eso, hubiera sido como un juego de cartas, porque nadie tenía la certeza de ser nombrado”.

el fiscal nacional saliente afirmó que “salvo que Jorge Abbott tome la causa Caval no tiene nada que ver con la investigación, ni siquiera indirectamente. El no sabía quién iba a estar en esa reunión, así que no hay nada oculto. Todas estas suspicacias se evitarían con un mecanismo formal de reuniones. Todo esto es injusto para Abbott, porque todos se reunieron con Girardi, y también injusto para Girardi, porque Abbott no fue el único con quien se reunió. Están haciendo una montaña en un grano de arena”.

Al ser consultado derechamente por cómo se explica el acuerdo para un juicio abreviado del histórico Jovino Novoa (UDI), el abogado defendió esta salida alternativa indicando que lo que puedo decir es que para que se verifique el juicio abreviado de un imputado ante un tribunal, éste tiene que aceptar de cara a un juez la totalidad de los hechos de la acusación y los antecedentes de la investigación”.

“Este es un logro para la persecución penal que encabeza la fiscalía y también para la búsqueda de la verdad que anhela la sociedad chilena. No hay impunidad desde que aspiramos a una condena, con reconocimiento de los hechos. Ahora, hay otros con los que no se ha explorado ninguna posibilidad de abreviado y les he dicho que, por ahora, tendrán juicio oral”, detalló.

Por último, en cuanto a su futuro Chahuán descartó llegar al Consejo de Defensa del Estado. Por lo pronto, dijo, apenas deje el cargo se irá de vacaciones por 15 días y luego verá ofertas de trabajo: “Y si a mediados de diciembre no tengo una posibilidad de trabajo, tomaré lo que me ofrezcan”.