chahuán

El fiscal nacional, Sabas Chahuán, quien deja su cargo el próximo martes 1 de diciembre, se refirió al juicio abreviado que enfrentará el próximo lunes 30 de noviembre el exsenador de la UDI, Jovino Novoa, el primer político que en la práctica será condenado por la investigación del caso Penta-SQM

“Un procedimiento abreviado no es impunidad. Este procedimiento implica que la penalidad máxima es de cinco años, esos beneficios los estima la Justicia”, precisó el jefe del Ministerio Público que será relevado por Jorge Abbott.

El persecutor ahondó en el asunto y expresó que este tipo de procesos “requiere que estén de acuerdo, tiene que autorizarlo el juez en audiencia pública, y el imputado tiene que reconocer los hechos y lo que funda la investigación”.

Según agregó Chahuán, Novoa “al reconocer los hechos y los antecedentes que lo fundan, lo más probable es que sea condenado porque está reconociendo los hechos por lo que es investigado”.

Originalmente, el juicio abreviado a Chahuán estaba programado para el 4 de diciembre, pero la Fiscalía optó por adelantarlo para antes de la salida de Chahuán.

Lo que se resuelve ese día resulta decidor a la hora marcar la pauta para lo que vendrá en el caso que indaga aportes irregulares a campañas políticas.

De acuerdo a lo que publicó The Clinic Online en su edición de hoy, la Fiscalía Nacional ofrecería, según fuentes del Ministerio Público contactadas por este medio, tres años de pena remitida al emblemático líder de la UDI Jovino Novoa, en el marco del caso Penta, donde está formalizado por delitos tributarios desde el pasado 22 de junio, que lo tienen con firma quincenal y arraigo nacional.

La medida incluye el pago de multas a beneficio fiscal y medidas legales accesorias, como la prohibición de ejercer cargos públicos durante el periodo en que dure la sentencia. Actualmente Novoa es presidente de la Fundación Jaime Guzmán, según consigna la página web institucional, cargo que podría seguir detentando ya que se trata de una organización privada.