sabas - novoa

Adelantar la audiencia de juicio abreviado de Jovino Novoa, que en una primera instancia estaba fijada para el 4 de diciembre -cuando el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán ya debía figurar fuera de su cargo- para el 27 de noviembre, tres días antes del fin del periodo del abogado, fue “un acuerdo entre las partes”.

Así se informó cuando el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago -previa presentación del órgano perseguidor- decidió cambiar la fecha para que el exsenador, que se había acogido al derecho a guardar silencioso y que recién el 3 de noviembre prestó declaración, se acogiera a este procedimiento en el marco de la investigación del financiamiento irregular de algunas campañas del gremialismo en el caso Penta. Una causa por la que el 6 de julio fue imputado con los cargos de presuntos delitos tributarios que lo tienen actualmente con arraigo nacional y firma quincenal. Existe también, aunque menor, una arista ligada a SQM que también sería considerada en la negociación que aún no estaría del todo aclarada.

La versión que entregó el Ministerio Público respecto de la formalidad procesal evidente tiene, sin embargo, una lectura distinta respecto de cómo se generó dicho acuerdo.

Fuentes que conocen del caso indicaron que agendar la audiencia para el 27 de noviembre fue una propuesta que no habría venido del dirigente gremialista ni su defensa, sino de una oferta del propio Chahuán.

La petición formulada por este último, se enmarca dentro de una serie de cuestionamientos en cuanto a la negociación que ha sostenido la Fiscalía con la defensa de Novoa, Matías Balmaceda, a quien le permitirá, aunque sea sólo por unos días, hacer una ganancia procesal y tener a su cliente fuera del ruedo del caso antes de lo previsto.

“El único que gana con adelantar este procedimiento es la defensa del Novoa y no la fiscalía”, dijo una fuente del Ministerio Público.

El acuerdo que se generó hasta ahora no está definitivamente cerrado. Ha trascendido que Novoa podría recibir una condena de 3 años con libertad vigilada, evitando así perder los derechos políticos, ya que sólo un día más significaría “pena aflictiva”.

En todo caso, la última palabra aún no está dicha y la sanción penal podría incluso reducirse a 541 días, dicen fuentes que conocen el caso. Y ello porque a Novoa, al menos, le cabe una atenuante que es la irreprochable conducta anterior. De todas formas está por verse si su única declaración prestada ante la fiscalía hace algunas semanas, podría ser considerada como colaboración convirtiéndose así en una segunda aminorante de responsabilidad.

La negociación con Novoa comenzó hace aproximadamente un mes, tal como lo publicó The Clinic Online, en medio de las acercamientos para que fuera Jorge Abbott el nuevo jefe del Ministerio Público, en los que participó el propio Chahuán, quien ha reconocido que cuando veía algún parlamentario hacía comentarios en favor de su delfín.

Según ha trascendido, las salidas sin cárcel y con penas menores para evitar un juicio oral donde no existe seguridad de lograr una sanción, también llegaron al parlamentario UDI Felipe De Mussy, quien está formalizado por delitos tributarios.

Hasta ahora los términos de la salida procesal de Novoa se mantienen en estricta reserva. Es más, en la presentación que hizo el Ministerio Público ante el Octavo Juzgado de Garantía, donde está radicado el caso, sólo contiene la petición de audiencia. El asunto no es extraño ni tiene alguna particularidad, ya que en todos los casos en que la fiscalía decide ir a un procedimiento abreviado, ocurre la misma situación.

Chahuán ha sido duramente criticado por negociar con Novoa una pena menor, precisamente porque le permitirá dejar “amarrada” la primera sentencia que favorece al principal dirigente de la UDI, que es la antesala del fin del caso descubierto por el fiscal Carlos Gajardo y que involucró a los dueños de Penta Carlos Alberto “choclo” Délano y Carlos Eugenio Lavín.

Chahuán ha defendido el acuerdo, asegurando que “las penas no serán de cárcel”.

El pasado 10 de noviembre, el aún jefe del Ministerio Público aseveró que más allá de abrirse a un procedimiento abreviado, la ley lo avala.

“La ley impone, obliga que cuando una persona va un procedimiento abreviado los jueces pueden considerar que concurre el atenuante del artículo 11 número 9 del Código Penal, si a eso le sumamos la irreprochable conducta anterior, y le agregamos que se ha consignado una suma importante de dinero que cubre al menos los impuestos que nosotros estimamos que se han defraudado y el SII ha expresado su disposición también tiene tres atenuantes”, dijo Chahuán.

Como sea, Chahuán ha señalado públicamente que una vez que deje el Ministerio Público, formalmente el 1 de diciembre debe asumir Abbott, después de 8 años de gestión, espera que le lleguen ofertas de trabajo.

Una de esos trabajos podría ser consejero del Consejo de Defensa del Estado (CDE). El propio Chahuán aseguró en octubre pasado que “le encantaría”. Sin embargo, en una entrevista con La Tercera lo descartó: “No, eso del CDE lo descarto. Por ahora, lo más probable es que me dedique al ejercicio privado y a la academia. Lo que sí haré es tomarme 15 días de vacaciones. Y si a mediados de diciembre no tengo una posibilidad de trabajo, tomaré lo que me ofrezcan”.

La otra cara

Si la condena a Novoa abre el camino a las penas sin cárcel, la llegada de Abbott es una segunda parte del acuerdo político para aminorar los casos.

Ha trascendido que cuando Abbot asuma, se deshará de las investigaciones y las enviará a las fiscalías regionales que correspondan.

Los casos Penta, SQM y Corpesca están incoados precisamente en la oriente.

La semana pasada, al respecto, los plenos de las cortes de Santiago y San Miguel conformaron la terna de la cual debe resolver Chahuán antes de salir del cargo.

El trío quedó conformado con 21 votos por el actual fiscal regional de Tarapacá Manuel Guerra, Tufit Bufadel de la Occidente y Paula Falcón de la Unidad de Corte de la Centro Norte. Carlos Gajardo quedó fuera.

En la fiscalía reconocen que Guerra será el elegido por Chahuán, manteniéndose así la tónica de la “silla musical”, donde los regionales se repiten el plato, tal como ocurrió con Alberto Ayala -ex jefe de la oriente- quien ha pasado por tres zonas del país en el mismo cargo. Todo pese al vínculo que mantiene su esposa con abogados de SQM en el norte.

Respecto de la petición de adelantar el procedimiento abreviado en favor de Novoa en la fiscalía sólo se indicó que “fue un acuerdo entre las partes”.