psu2012

Lamentando las molestias provocadas, el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre) de la Universidad de Chile contestó a la comunidad judía tras la denuncia de ese grupo por una pregunta en la prueba de Historia, Geografía y Ciencias Sociales de la PSU 2015. Eso sí, junto con las disculpas, el Demre afirmó que la pregunta es pertinente de acuerdo con el “currículo escolar vigente”.

“Lamentamos las molestias ocasionadas a la comunidad judía de Chile, entre quienes reconocemos a valiosos colaboradores del DEMRE y destacados miembros de la Universidad de Chile. A todos ellos les ofrecemos nuestras sinceras disculpas. La PSU es una prueba alineada al currículum vigente, el que incluye el tema de los conflictos en Medio Oriente, y como ocurre en muchos otros temas históricos, no hay una visión consensuada que nos permita abordar de una manera sencilla su evaluación”, dice el comunicado enviado esta tarde por el Demre.

La polémica surgió cuando un grupo de estudiantes reclamó porque se encontraron con una pregunta que hablaba sobre la “ocupación” israelí en territorio de Palestina, lo que habría “vulnerado” y “violentado” a los alumnos que la rindieron el pasado martes.

En ese sentido, el Demre respondió a los cuestionamientos diciendo que se ha respondido cada uno de los reclamos recibidos con transparencia y comprensión, “con la única restricción de no interferir en los procesos y protocolos establecidos para resolver estos casos con rigurosidad técnica y sin presiones ajenas al proceso”.

“La pregunta de la referencia fue analizada por los responsables técnicos de la prueba correspondiente: el Comité interno respectivo y el presidente y el asesor técnico de las Comisiones asociado al Comité de Historia y Ciencias Sociales, mas dos académicos de otras universidades y externos al trabajo del Comité, quienes certificaron la prueba. El detallado informe evacuado hoy por ellos, muestra la pertinencia de la pregunta, de acuerdo con el currículo escolar vigente, y las definiciones públicas y oficiales en cuanto a habilidades evaluadas por la prueba. Las propiedades sicométricas de la mencionada pregunta y las mediciones de posibles sesgos solo podrán ser realizadas una vez procesadas todas las respuestas de la prueba aplicada hace dos días”, señala el comunicado.

La declaración pública del Demre además detalla que las versiones de la pregunta que se han difundido no corresponden a la pregunta real y son intentos de reproducción con diversos grados de similitud, con diferencias en los términos y las imágenes de mapas.

Pero además, el órgano educacional señaló que la pregunta en cuestión era una de las cinco que no se incluyen en el cálculo del puntaje debido a que se incorporan de un modo experimental, con un fin de pilotaje “por lo que en ningún caso podría haber sido incorporada al cálculo de puntaje”.

Junto a eso, la declaración agrega que fueron 37.141 postulantes los que vieron dicha pregunta, no los 252.401 que rindieron la PSU 2015 ni las 150 mil que dieron la prueba de Historia.

“Como algunos representantes de la comunidad judía manifestaron su preocupación por el número de personas que habrían visto los mapas que mostraban la evolución de la ocupación israelí y palestina del territorio compartido, hemos decidido no liberar la pregunta, de modo de no aumentar la exposición de esas imágenes”, dicen.

Finalmente, el organismo técnico -dependiente de la Vicerrectoría de Asuntos Académicos de la Universidad de Chile- agregó que si bien la PSU aplica altos estándares de calidad, el departamento está atento a los desafíos que implican los cambios de la sociedad chilena y el sistema educativo.

“En ese plano, estamos trabajando para desarrollar nuevos instrumentos de selección a la educación superior que apoyen las políticas de inclusión, que respondan a la creciente diversidad de nuestra población, con mediciones justas, objetivas, precisas y adecuadas a los fines de nuestra tarea”, señalan.

Acá el comunicado completo:

COMUNICADO DEMRE -PSU 2015