imputados

La jueza Ximena Bertín decretó prisión preventiva para Jaime Anguita y José Pérez Mancilla, ambos imputados por el crimen de la contadora Viviana Haeger, hecho acontecido en Puerto Varas en junio de 2010.

Respecto de Anguita, viudo de la víctima, la titular del Juzgado de Garantía de Puerto Varas dijo que se hacía necesaria la encarcelación por lo contradictorio y discordante de su testimonio, además de por la falta de colaboración prestada con la investigación del homicidio.

Según Bertín, el hombre apuntado como quien pagó para que matasen a su mujer arriesga penas de alta gravedad.

En relación con el presunto sicario, la jueza reconoció lo coherente del relato, pero indicó que la prisión preventiva se hace necesaria para el desarrollo de la investigación.

Anguita y Pérez Mancilla fueron imputados por parricidio y homicidio calificado, respectivamente.

Durante la audiencia, la fiscalía de Los Lagos, a través de los persecutores Marcos Emilfork y Naín Lamasentra, detallaron cómo se ejecutó el crimen, a la vez que presentaron antecedentes para probar la relación entre Anguita y Pérez para la concreción del crimen.

“El imputado Pérez Mancilla declara ante este fiscal de manera voluntaria en el cuartel de la PDI de Puerto Montt el día 7 de diciembre donde reconoce su participación en los hechos, reconoce ser el autor material de la muerte de doña Viviana Haeger, explica cómo da muerte a la víctima y explica por qué lo hace, que es por el dinero que le pagaría el imputado Anguita”, relató uno de los fiscales.

“Pérez Mancilla llega al domicilio donde es recibido por la víctima, lugar donde la redujo, sujetándola de las manos, llevándola al segundo piso donde estaba el dormitorio matrimonial (…) la hace arrodillarse mirando hacia la ventana, al lado de la cama con la cabeza hacia abajo. El se pone al lado de ella, le coloca una bolsa en la cabeza para ocluir las vías respiratorias, dándose cuenta que muere cuando deja de moverse y se orina en el lugar. Luego de ello explica que toma una bajada de cama y arrastra el cuerpo hasta una buhardilla que está en el mismo dormitorio”, narran además los persecutores.

Cómo fue el supuesto pago

Además de los detalles de la muerte, los fiscales se refirieron a cómo fue el presunto pago por el homicidio.

Dicen que se concretó en Puerto Montt, a través de un encuentro donde se le pasaron dos millones de pesos, de los cinco pactados, esto en una bolsa de papel. El persecutor explica que cuando Pérez Mancilla fue a pedir el resto del dinero a Anguita, éste le dice que “le sale más barato comprar una bala que pagarle ese dinero, luego de esto el imputado Pérez nunca más vuelve a insistir en que se le pague el dinero adeudado”.

“No son sólo sus dichos, hay evidencia material, su participación había sido por una recompensa remuneratoria, el único móvil es la desesperación económica de no poder trabajar por tener que atender a su cónyuge recientemente operada del riñón”, agrega uno de los fiscales.

Sobre la vinculación del viudo, dicen que “evidentemente la esencia son los dichos del imputado Pérez Mancilla que tienen un correlato con el sitio del suceso, con las especies recuperadas, con la relación con el imputado Anguita”

“El imputado señala expresamente a Jaime Anguita como aquel que le ofrece el dinero”, afirma el persecutor.

De acuerdo a los antecedentes que además aporta la fiscalía figura un un quiebre en la relación con Haeger y Anguita y contradicción en las versiones suscitadas con el paso del tiempo.

Según indica el abogado de la familia Haeger, Sergio Coronado hay “a lo menos seis elementos que dan cuenta de la vinculación de Anguita con el homicidio calificado de Viviana Haeger”.

Hace un par de días, la hija del matrimonio, Vivian Anguita Haeger, ocupó su cuenta de Facebook para salir en defensa de su padre y acusar falsedad en las versiones entregadas hasta entonces por la prensa.

“Esta vez siento necesario publicar mi voz, aunque lamentablemente estoy consciente de que tiene mucho menor peso y alcance que los medios de comunicación así que de ningún modo voy a poder dar vuelta la cosa. Por todas partes han distorsionado los hechos que han ocurrido con respecto al caso de mi mamá y descaradamente creado otros que jamás existieron. Si hago esto es porque me duele ver como hacen mierda la imagen de mi papá, alguien inocente y honesto que no ha hecho más que recibir mierda injustamente”, agrega.