Bermudez A1

Por 33 votos a favor y sin abstenciones ni manifestaciones en contra, el Senado aprobó al abogado Jorge Bermúdez Soto como nuevo Contralor General de la República, quien asumirá el cargo que se encontraba vacante desde que Ramiro Mendoza finalizó su periodo diez meses atrás.

El jurista formado en la Universidad Católica de Valparaíso fue la carta que se jugó el Ejecutivo luego del revés que sufrió el 14 de octubre con la fallida elección de Enrique Rajevic.

En los hechos, Bermúdez era un nombre bastante transversal, por lo que se preveía que el Gobierno saldría airoso en este nombramiento.

Ayer, el abogado expuso ante la Comisión de Constitución del Senado, y a la salida se refirió a las asesorías prestadas a la Superintendencia del Medio Ambiente.

“Durante toda mi trayectoria profesional he trabajado tanto en el ámbito académico, como en el ámbito público, por lo tanto, evidentemente creo que esa trayectoria es la que me tiene aquí, y no me inhabilita porque precisamente los periodos de inhabilidad son los periodos previos, y normalmente están fijados solamente, para las autoridades que tienen carácter de fiscalizadores”, indicó.

Asimismo, expresó que en caso de que le tocara conocer algún asunto relativo a dicha repartición del Estado se inhabilitaría.

“Ahora bien de casualidad yo sigo prestando asesorías jurídicas porque soy una persona, y no está mal que lo diga, experta en ciertos temas como el derecho administrativo o el derecho ambiental, y sigo trabajando, prestando ese servicio a la administración del Estado, a la Superintendencia del Medio Ambiente. Por lo tanto el día de mañana, cuando me toque conocer una asunto en el que esté involucrada la Superintendencia del Medio Ambiente yo me tendré que inhabilitar”.

Tal como publicó The Clinic Online en el artículo “Jorge Bermúdez: el nombre que el gobierno sondea para Contraloría”, la apuesta, de acuerdo a los senadores consultados por este medio, estaba bastante conversada, por lo que todo indicaba que era una jugada segura.