Álvaro Corbalán

Como ya se ha convertido en una verdadera tradición, el ex CNI Álvaro Corbalán envió a sus amigos más cercanos una carta con un saludo navideño, todo esto en medio de todas las complicaciones que ha vivido en el último tiempo tras su traslado desde el penal Punta Peuco hasta la Cárcel de Máxima Seguridad.

Según explicó la ministra de Justicia Javiera Blanco el pasado 20 de noviembre, el motivo de dicho cambio de recinto fue básicamente a que tras un allanamiento se le encontró un teléfono celular con chip. Precisó que no era la primera vez que sucedía este hecho por lo que un castigo como este se justificaba.

Pues bien, en vísperas de Navidad y ya con las aguas un poco más calmadas, Corbalán elaboró un saludo navideño a todos sus amigos, y que el diario La Segunda trae en el Top Secret de la edición de este miércoles.

“Sigo sumido en los laberintos carcelarios del país por más de 24 años y no me ha sido posible encontrar la puerta precisa de salida. Pese a tanta adversidad, me refugio en mis reminiscencias y en estas fechas mis amigos verdaderos no pueden estar ausentes”, dice en su tarjeta.

Por otra parte agrega que, en torno al nuevo régimen que ha debido enfrentar en la CAS, “estoy encontrando una solución al mezclar lo vivido con lo soñado y eso es muy bueno para no morirse, cuando se están destiñendo las fotos de tus seres queridos, cuando los días se hacen eternos y las semanas pasan volando”.

Cabe decir que el presente que vive el apodado “rey de la noche” es el siguiente: tiene una celda individual, sus horarios de salida al patio son restringidos e incluso según sus abogados, han asegurado que el ex CNI ha sufrido ciertas amenazas por parte de otros reos.

Por eso es que resalta que “en esta epoca de mezquina amistad, de febles reciprocidades he estado apegado como nunca a mi maravillosa familia y a mis buenos amigos”.

En otros pasajes de su carta Corbalán desea un muy feliz año 2016 y de paso pide “un aliento para iluminar mis inclaudicables ideales y principios, que he mantenido inalterables en el tiempo y que intento reorientar para la paz y reencuentro de todos los chilenos”.

Hay que precisar que el saludo navideño está acompañado de una fotografía en la que aparece Corbalán junto a su madre recientemente fallecida, Marta Castilla Geisse.