Detenidos desaparecidos A1

En un fallo que adquiere características de histórico, el pasado 22 de diciembre la Corte de Apelaciones exigió al Instituto de Derechos Humanos que entregue la información recabada en la Comisión Valech I a Fabiola Esmeralda Valenzuela Valladares, hija de Rosaura Valladares, víctima de la dictadura de Augusto Pinochet. Este lunes, el INDH decidió no apelar al dictamen del tribunal abriendo paso a la entrega de información a la solicitante.
El fallo de la Corte y la posterior decisión del INDH de no apelar sienta un precedente en casos de violaciones a los Derechos Humanos presentes en el informe de la Comisión Nacional sobre Política y Tortura, Comisión Valech I, puesto que dicha información cuenta con un secreto durante 50 años desde su creación, consagrado en la ley 19.992. El plazo para conocer la información del informe terminaría el año 2054.

Por esto es que exprisioneros políticos y víctimas de los DDHH durante la dictadura, han luchado en los últimos años para terminar con esta reserva. Sin duda, el fallo de la Corte de Apelaciones abre una puerta para que víctimas puedan acceder a información de la Comisión, que podría entregar detalles vitales para llevar a la justicia a los responsables de diversos casos.

En el fallo, el tribunal acogió el argumento de la solicitante por cuanto, aseguran, la ley permite a los titulares de los documentos entregados a la Comisión acceder a los mismos.

En la misma línea, el sitio del Poder Judicial informó que “la resolución judicial establece que la información solicitada no se encuentra cubierta por la reserva legal, debido a que expresamente la norma exceptúa a los titulares de dichos antecedentes”.
En los últimos informes anuales del INDH se hacía hincapié en reformar la ley 19.992 para que las víctimas pudieran acceder a la información propia o de sus familiares presente en el informe de la Comisión para así ayudar a llevar a la justicia algunos casos. Incluso, Michelle Bachelet y el Congreso e mostraron abiertos a revisar la polémica indicación, sin embargo, hasta el día de hoy no hay solución prevista.

El triunfo judicial de Fabiola Valenzuela abre una posibilidad para las víctimas.