A_UNO_530820

Del “centro de costos” del ex gerente general de Entel, hoy director de la empresa, Richard Buchi Buc, habría salido uno de los aportes ilegales por $5 millones a la campaña del UDI Jaime Orpis de 2009.

La información consta en la declaración entregada por el abogado de Entel, Carlos Maturana Miquel, a los detectives de la Brigada de Delitos Económicos de la PDI (Bridec) el pasado 28 de diciembre, en el marco de la investigación que lleva la fiscal Centro Norte Ximena Chong, por los pagos de Corpesca al senador gremialista.

Existe otro documento tributario, también de $5 millones, fechado el 26 de agosto de 2009 que contablemente fue adscrito al centro de costos del entonces y actual gerente de finanzas y control de gestión de Entel, Felipe Ureta Prieto.

Las boletas fueeron emitidas por Lorena Lara, nuera de Viviana Quiroz, ex jefa de gabinete de Orpis, el 26 de agosto y el 13 de octubre de 2009, es decir, en plena campaña senatorial por la circunscripción Arica-Parinacota, donde Orpis fue elegido. Según consta en la carpeta, Quiroz habría utilizado los documentos de Lara, que contemplan la glosa de “servicios de arquitectura”, sin su autorización.

Maturana indicó que tomo conocimiento de los hechos en septiembre de 2015, luego de que este diario revelara la existencia de las boletas de Lara a la compañía. De inmediato, que inició una indagatoria interna, pero al respecto aseveró que no pudo encontrar a las personas que habrían efectuado los pagos, aun cuando los jefes de finanzas y y gerencia general tenían en control de los centros de costos.

Según Maturana, Entel rectificó ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) estas boletas, ya que no existían trabajos efectivamente prestados. El pago incluye multas, intereses y reajustes.

Desde Entel explicaron que “los antecedentes que teníamos como empresa fueron aportados a la investigación correspondiente”.

Actualmente, Orpis espera los alegatos en la Corte Suprema, luego que el tribunal de alzada capitalino resolviera desaforarlo por su responsabilidad en delitos de lavado de activos, cohecho y malversación imputados por la fiscal Chong. Esto por la recepción a través de sus boleteros por cerca de $ 300 millones.


ARIZTÍA

En este mismo caso, la fiscal Centro Norte, a través de la PDI, descubrió una boleta pagada a la ex asesora de Orpis, Bárbara Molina por la firma Agrícola Tarapacá, perteneciente al grupo de empresas Ariztía.

Se trata de un documento tributario fechado en diciembre de 2009 por $ 2 millones, que fueron a parar a la campaña del senador gremialista.

En esta indagatoria Ariztía nunca había sido mencionada. La firma entregó información a los detectives de la Bridec a través del contador general Jaime Pérez, como da cuenta la carpeta de investigación.

En esa línea, también la PDI interrogó en calidad de testigo a Enzo Prada, actual administrativo de Agrícola Tarapacá.

De acuerdo a su testimonio, carecía de la información de las oficinas de Arica, donde se ubica la sociedad mencionada, ya que las bodegas donde se guardaba documentación fueron arrasadas por un incendio.