browneA1

El diputado y secretario general de Amplitud, Pedro Browne, salió al paso de la entrevista otorgada a The Clinic Online por el ahora ex tesorero del movimiento, Eduardo Yáñez, en la que acusó derechamente a la agrupación de manejarse “como Corea del Norte”, y a su presidente Joaquín Godoy de trabajar como un “pequeño dictador”.

Tras manifestar públicamente su postura, Yáñez decidió presentar su renuncia al movimiento, basándose en un quiebre con la directiva y en sentirse “desilusionado” y “frustrado” por no “conseguir las firmas para constituirnos como partido político”. Por su parte, Godoy sostiene que todo el conflicto se debe a que la directiva no estuvo dispuesta a apoyar una precandidatura de Yáñez.

Pues bien, sobre todo esta polémica al interior de Amplitud, Pedro Browne manifestó que “los que fracasan son los que se rinden. Nadie dijo que armar un partido político sería fácil, sobre todo en estos tiempos. Nadie dijo que juntar las firmas sería sencillo, porque por primera vez los partidos políticos en formación debieron llevar a cada uno de sus militantes a las notarías, a diferencia de los partidos antiguos, que llevaban fajos de fichas a las notarías para que fueran validadas. Esa es una diferencia grande. Y en Amplitud hemos querido hacer las cosas bien, apegándonos 100% a la ley, apelando a que quienes quieran ser parte de un partido político adhieran por su propia decisión”.

En esa línea precisó que “el éxito de Amplitud se va a evaluar en las próximas elecciones, pero estos proyectos no son a corto plazo, de uno o dos años. Son a largo plazo, y nosotros aspiramos a influir pero con realismo”. Agregó que “hay gente que es inmediatista, quiere resultados inmediatos, pero es cosa de ver lo que ocurrió con la falange, se demoró casi 30 años en convertirse en la DC que hoy conocemos”.

Al ser consultado por una supuesta falta de autocrítica de la directiva, Browne contestó que “nosotros tenemos claro que cometimos errores, que pagamos el noviciado, y así lo dijimos el sábado en nuestro consejo general. Lo hemos conversado con todos quienes se están conformando y coinciden en que las dificultades son muchas”.

Dicho esto, el parlamentario aprovechó de lanzar algunos dardos contra Yáñez, calificándolo como “un crítico por excelencia” que “tiene la capacidad de ponerse siempre en contra de todo, de generar conflicto, de ver conspiraciones. Pero al final de cuentas para hacer diagnósticos y ser expertos en pronosticar el pasado, es muy simple. Necesitamos gente que construya. Hoy Amplitud tiene un buen posicionamiento, tiene una adhesión que está por encima de la media de los otros movimientos emergentes”.

El diputado de San Miguel, Lo Espejo y Pedro Aguirre Cerda planteó todos los avances y logros conseguidos por Amplitud en todo este tiempo, hechos que a su parecer, son más “relevantes que quedarse en la cosa pequeña de una firma más o menos, si me demoré un par de semanas más o menos”.

Sobre las acusaciones del ex tesorero en torno a que Amplitud funciona como Corea del Norte, el parlamentario de dicho movimiento disparó que “si había alguien que quería imponer las viejas prácticas dentro de la amplitud era él. Todos los lunes quería pedir la cabeza de alguien, andaba buscando conflictos internos. Es más, en su afán personalista y de necesidad de figurar, semana por medio proponía a la directiva que Amplitud saliera pidiendo la renuncia de la Presidenta Michelle Bachelet. Sin entender lo que significa la institucionalidad, la democracia y el rol de los partidos políticos”.

Browne asegura ya conocer la forma de ser de Eduardo Yáñez por lo que ya la comparación que hace con Corea del Norte la transforma “como un hecho anecdótico. Estas frases tan rimbombantes que hoy se le escuchan son frases para la galería tan propias de la política antigua”.

Candidatura de Lily Pérez

En uno de los pasajes de la entrevista realizada por The Clinic Online a Eduardo Yáñez, el extesorero planteó que básicamente presentó su precandidatura presidencial por un solo afán: “para sacar a Lily Pérez del letargo, para convencerla que tenía que presentar su candidatura” y fortalecer su liderazgo.

En esa línea Browne reconoció que “llama la atención esta voltereta. Cuando planteo al partido su candidatura presidencial, quería llegar a una primaria con Lily Pérez. La verdad, nuevamente, no sabíamos si era en serio o en broma. La candidatura presidencial es una de las decisiones más seria que toma una agrupación política, y un candidato presidencial no surge porque a alguien se le ocurre. Y al final, esa es su gran frustración: no tener siquiera apoyo interno. Y eso lo vivió en carne propia el sábado en el consejo general, donde uno a uno, los militantes que llegaron (casi 400) le hicieron ver que su personalismo no contribuía a nada y que su candidatura presidencial era inverosímil”.

Browne también se refirió a las críticas de Yáñez contra la figura de Godoy, a quien trató de “pequeño dictador” y de no saber negociar la estadía de Karla Rubilar en Amplitud.

El extesorero sostuvo que Godoy “no sabe ver los grises, no sabe negociar, Joaquín Godoy negociando es un elefante en una cristalería. La negociación con la Karla Rubilar la lideró Godoy de un modo que nunca iba a tener arreglo”.

En esa línea Browne sostuvo que “el argumento se cae solo, sino cómo explica que Amplitud la haya propuesto para que nos represente como Jefa de Bancada de los Independientes, cargo que ya asumió. Con ella compartimos muchas ideas, conversamos mucho porque tenemos coincidencias en la muchos temas. Haber tenido una diferencia política, no significa no poder impulsar proyectos en conjunto ni menos tener una mala relación personal”.

Eduardo Yáñez: “Amplitud por dentro se maneja como Corea del Norte” – The Clinic Online