Andrónico Luksic le responde a Gaspar Rivas después de que lo empapelara a garabatos

“Como se aprecia de su sola lectura, las expresiones vertidas en mi contra por el referido diputado son inexplicables y constituyen a todas luces un agravio de enorme magnitud. Imputaciones como estas escapan a todo comportamiento esperables de quien ejerce una función de la importancia que corresponde al cargo de H. Diputado de la República y su investidura y, a no dudarlo, van mucho más allá del legítimo derecho de expresar opiniones”, escribió el empresario.

[caption id="attachment_531559" align="alignnone" width="550"]11 de Agosto de 2011/SANTIAGO. Andronico  Luksic baja las escaleras que conducen desde la oficina del ministro vocero de gobierno  hasta el patio los naranjos del palacio de La Moneda. Foto: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO. 11 de Agosto de 2011/SANTIAGO.
Andronico Luksic baja las escaleras que conducen desde la oficina del ministro vocero de gobierno hasta el patio los naranjos del palacio de La Moneda.
Foto: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO.[/caption] No demoró en responder. Ante los airados reclamos del diputado Gaspar Rivas, Andrónico Luksic hizo llegar una carta a la Cámara de Diputados dirigida al presidente de la misma, Osvaldo Andrade, y en última instancia, a la Comisión de Ética. En ella, Luksic, además de defenderse de las opiniones de Rivas, adjunta sus declaraciones en Twitter y detalla los reglamentos de la Cámara baja que Rivas habría quebrantado con sus dichos. En la carta, publicada por El Mostrador, Luksic escribe a Andrade: “Señor presidente, expreso de modo categórico que creo en la democracia, en sus instituciones, y valoro la labor que desarrolla el Congreso Nacional. Siempre he sido partidario de que los ciudadanos entendamos y apreciemos la legitimas diferencias que pueden existir entre nosotros, en un clima de tolerancia y amistad cívica. Por el mismo motivo, creo que es imprescindible que todos, especialmente aquellos que desempeñan cargos de responsabilidad y han sido electos por soberanía popular, mantengan el necesario respeto por la institución a la que perteneces y, más aun, por la dignidad de las personas cualquiera sea su origen, situación económica, social y preferencia política, en todo tiempo, lugar”. Además, Luksic adjuntó las capturas de las opiniones de Rivas a través de Twitter y la transcripción de lo dicho en la Cámara de Diputados. "Como se aprecia de su sola lectura, las expresiones vertidas en mi contra por el referido diputado son inexplicables y constituyen a todas luces un agravio de enorme magnitud. Imputaciones como estas escapan a todo comportamiento esperables de quien ejerce una función de la importancia que corresponde al cargo de H. Diputado de la República y su investidura y, a no dudarlo, van mucho más allá del legítimo derecho de expresar opiniones", escribió el empresario. Luego de citar diversos estatutos del Reglamento de la Cámara, Luksic concluye que "el actuar del diputado señor Gaspar Rivas constituye un grave, flagrante y contumaz incumplimiento de los deberes establecidos en las letras a), c), e) y f) del numeral 3 del artículo 346 del Reglamento de la Cámra de Diputados de Chile, todos relacionados con la ética parlamentario. Por el mismo motivo y para que usted le brinde la tramitación que estime correspondiente, hago llegar a usted y, por su intermedio, a la honorable Comisión de Ética, la presente carta que da cuenta una conducta que me ofende a mi y a mi familia, fomenta el odio en la sociedad, daña la sana convivencia que el país se merece y estimo, afecta la imagen de la institución que usted dirige”.
Comentarios