longueira A1 moneda

El jefe regional Centro Norte, Andrés Montes, reasignó la investigación por las irregularidades en la fallida licitación del litio, que llevaba el fiscal José Morales -quien hoy está a cargo de la indagatoria contra el exgeneral Fuente-Alba- a la perseguidora penal Carmen Gloria Segura, quien indaga, junto a Pablo Gomez, la arista central por aportes ilegales de SQM a políticos de todo el espectro.

Soquimich en 2012 había ganado el concurso por US$ 40,1 millones para operar los Contratos Especiales de Operación de Litio (CEOL), que establecía una cuota de extracción de 100 mil toneladas en 20 años, pero perdió en negocio por mantener litigios pendientes con el fisco.

La información fue revelada a The Clinic Online por el abogado Cristián Rosselot, querellante en el caso del litio, en representación del consorcio Minera NX Uno de Peine – sociedad conformada por el Grupo Errázuriz y la coreana Samsung-, que también participó en la competencia pública y denunció la anomalía cometida por la minera no metálica. Esto derivó en que el gobierno de la época revocara la adjudicación a SQM.

Los cambios de fiscal en esta causa han sido habituales. El diciembre pasado, el fiscal nacional Jorge Abbott disolvió el grupo de trabajo creado por su antecesor, Sabas Chahuán para enfrentar el caso Penta-SQM, en el que participaba Carlos Gajardo, y radicó la causa en Valparaíso a cargo de Gómez. De esta manera, se agrupan los antecedentes que implican al exsenador Pablo Longueira, quien cuando ganó SQM la extracción del litio, era el ministro de Economía.

Gómez, secundado por Segura, es quien  formalizará a Longueira el próximo 1 de junio por cohecho, luego que se descubriera -a partir del análisis de correos electrónicos- que el exgerente general de SQM Patricio Contesse,  envió un correo donde literalmente se redactó uno de los artículos de la Ley del Royalty. Lo anterior, es complejo ya que el Ministerio Público denuncia que por años el exsenador recibió dineros de la minera no metálica, que hasta ahora sumarían $ 730 millones, entre 2009 y 2012.

El artículo que se incluyó en el cuerpo Legal a instancias de Longueira y Contesse habría permitido a la empresa acceder a millonarias rebajas tributarias, situación que ha sido desmentida desde SQM.

En tanto, el mismo 1 de junio, Contesse será imputado por el delito de soborno.

LOS ALCANCES

La decisión de Montes se basó en la solicitud de cambio de fiscal que formuló el propio Rosselot al titular del Ministerio Público, Jorge Abbot, para que asumiera la investigación en plenitud.

Sin embargo, el pasado 23 de mayo, a través de una respuesta formal, la Fiscalía resolvió no acceder a la petición de Rosselot, pero informó de la decisión de Montes de nombrar a Segura, según se lee en el oficio al que accedió este medio.

“La determinación del fiscal Montes tiene varios alcances: en primer término, se agrupan de hecho delitos que involucran a SQM en un mismo equipo de trabajo, que tiene una visión global de los hechos y podrá trazar líneas de investigación útiles al establecimiento de los tipos penales”, indicó Rosselot.

Hay que recordar que en el caso litio existen dos imputados. El exsubsecretario de Minería, Pablo Wagner -quien renunció a la UDI- y la ex fiscal de esta última secretaría de Estado, Jimena Bronfman, quien además fue formalizada en 2015 por Morales bajo el delito de falsificación, pues firmó el acta para que SQM ganara la licitación en 2012, aún cuando la empresa mantenía juicios con el Estado.

Wagner se encuentra formalizado por lavado de activos, delitos tributarios y cohecho, ya que recibía pagos de Penta mientras ocupaba el cargo de subsecretario de Minería. Además en el informe Shearman & Sterling, que determinó riesgos de soborno de la compañía a políticos por parte de SQM, Wagner es uno de los personeros que recibió cuatro pagos asociados. Sin embargo,  el abogado de Wagner, Gonzalo Medina, aseveró hace algunas semanas a The Clinic Online que estos antecedentes son conocidos y se ha descartado que constituyan cohecho. “No lo complica en nada, porque no existen pagos a Wagner, lo cual está debidamente demostrado en la carpeta de investigación”, dijo en la ocasión.

LAS DECLARACIONES DE BRONFMAN


Bronfman declaró el pasado 5 de mayo
ante el fiscal Gómez. En su testimonio, por primera vez reveló el vínculo del exsecretario de Estado con Wagner.

“Recuerdo que en alguna oportunidad Pablo Wagner me dijo que Pablo Longueira había sido un gran soporte y que lo había apoyado en La Moneda (frente al exPresidente Sebastián Piñera) durante el proceso de licitación del litio, pero desconozco la relación que puedan tener (…) Recuerdo que hubo mucho ruido con el asunto, que había voces que decían que el litio era chileno, que se oponían al proceso de licitación, y Wagner, en eso, se sintió apoyado con Longueira”, declaró.

El fiscal Pablo Gómez continuó con el interrogatorio a Bronfman: “¿Cómo se explica las diferencias en los montos de las ofertas económicas ofrecidas por las distintas empresas que participaron en el proceso de adjudicación?”.

La ex fiscal de Minería contestó: “Efectivamente hubo una diferencia muy abismante entre las ofertas económicas ofrecidas por SQM en relación con las otras empresas. A mí me llamó mucho la atención. Yo pienso que SQM se equivocó en sus estimaciones”.

A juicio de Rosselot, “ahora ya sabemos que Longueira fue el gran propulsor de la licitación del litio cuando fue Ministro de Economía. También sabemos que recibió sobornos de SQM siendo Senador y que todo lo que pasó después y que benefició a SQM en perjuicio de todo Chile, está relacionado entonces con Longueira”.

Ante el fiscal Gómez también declaró Wagner el pasado 10 de mayo.

En la oportunidad, relató que la idea de licitar la extracción del litio se venía conversando desde 2010 entre los actores de la industria y particularmente en un seminario de agosto de 2010, donde concurrió el entonces ministro Laurence Golborne, quien será formalizado por delitos tributarios en el caso Penta.

De allí hasta el año siguiente no hubo grandes avances con la idea, pero al asumir como ministro de Minería Hernán de Solminihac, se reactivó. Wagner dijo que planteó la iniciativa a este último, pero se inhabilitó ya que su hermano Patricio de Solminihac, era el subgerente general de SQM.

Sin embargo, decidió reunirse con Longueira e insistir con la idea.

“Yo me reúno con el ministro Longueira y le planteamos esta iniciativa. Nos reunimos una sola vez a finales del año 2011 o principio del año 2012, en el Ministerio de Economía. Estábamos solo los dos. Le conté las medidas que estábamos viendo. Proveedores de clase mundial, licitaciones de pertenencia de Enami, otra para agilizar trámites de mensuras que estaban colapsados, acelerar los procesos de cierre de faenas mineras, seguridad minera, pero se selecciona el reimpulso del litio y los proveedores de clase mundial (…) Esta selección la adoptó el Ministerio de Economía con el Presidente (Piñera)”, agregó Wagner.

En 2012, continuó, “se había madurado esta alternativa, y el Ministerio de Economía le preguntó todos los ministerios cuáles eran las políticas públicas que podían ser parte de una agenda de impulso competitivo, y nosotros sugerimos ésta”.

Consultado si Longueira le solicitó informes para justificar esta política pública, Wagner respondió: “Me imagino, entiendo, que después debo haberle entregado informes o paper, primero le explicamos las medidas verbalmente y luego debo haber acompañado documentos. No recuerdo si mantuvimos o no conversaciones por correo electrónico (…)”.

Agregó que al volver de vacaciones en febrero de 2012, la licitación del litio ya estaba como medida presidencial al impulso competitivo, iniciándose el proceso de exposición pública”.

Según Wagner, las bases de licitación que llevó a La Moneda y las que apoyó Longueira, fueron preparadas en el Ministerio de Minería y no por el estudio de abogados externos liderado por Germán Concha. Esto último se instaló -en el testimonio de Bronfman a la fiscalía- como una contradicción a lo dicho por esta última, quien indicó que Wagner trabajaba directamente con el jurista ya mencionado.

EL MAIL

El fiscal Gómez consultó a Wagner si conocía al ex gerente general de SQM Patricio Contesse. Y contestó: “Sólo lo conocí en mi calidad de Subsecretario por una reunión que sostuvimos en el Ministerio donde conversamos algo relativo a las pertenencias mineras”.

Sin embargo, el informe que preparó la firma Sherman and Sterling, que revisó todas las anomalías relativas a los aportes políticos ilegales de SQM, reveló un mail datado el 23 de agosto de 2012. Es decir, un mes antes de que la minera no metálica ganara la fallida licitación del litio.

El correo electrónico es de Pauline de Vidts, quien se desempeñaba como vicepresidenta de personas y sustentabilidad de SQM, informó La Tercera.

En la comunicación digital, de Vidts le contó a Contesse que se había reunido con Wagner en una actividad minera en Iquique.

“Wagner le pidió que le dijera a Contesse ‘que ya se resolvió el encargo que le hiciste’, pero la investigación no reveló el contenido de la solicitud ni ninguna conexión con el CEOL (Contrato Especial de Operación de Litio)”, señaló la auditoría.

La mujer declaró ante el fiscal José Morales este año, pero dijo no recordar cuál fue el contexto del e-mail.

Hasta ahora la tesis de la fiscalía, como también la del Consejo de Defensa del Estado (CDE) en su última querella, es que Longueira recibió dineros siendo senador y ministro de Economía.

Y que, en calidad de parlamentario, ayudó en 2010 a que la minera lograra millonarias rebajas tributarias, tras aprobarse la Ley del Royalty minero, gracias a un artículo redactado por SQM y enviado por Patricio Contesse, hecho que quedó al descubierto en los correos electrónicos de este último incautados por la fiscalía.

Este diario intentó obtener una versión de Sergio Rodríguez Oro, el abogado de Wagner. También lo hizo con Alejandro Espinoza, patrocinante de Longueira. Hasta el cierre de esta edición, no hubo respuesta.

Lea la respuesta del Fiscal Nacional, donde informa del nombramiento de Carmen Gloria Segura

Lea la declaración de Jimena Bronfman


Lea la declaración de Pablo Wagner