pentaa1

Ayer fue formalizado el ex ministro y ex precandidato presidencial, Laurence Golborne, esto por delitos tributarios en el marco del llamado caso Penta. El político quedó con arraigo y firma quincenal y en los hechos es la última persona pública a la que se le imputan cargos en la causa.

Pero la situación de Golborne es una más en la larga lista de formalizados en la investigación que precisamente cumple dos años este jueves, y que en 2014 se transformó en la caja de Pandora de los casos de financiamiento irregular de la política.

El caso Penta, recuerda una publicación de emol, se inició el 30 de junio de 2014 cuando el fiscal jefe de Delitos de Alta Complejidad Oriente Carlos Gajardo, abrió de oficio una investigación por presuntas irregularidades en el financiamiento de campañas políticas que involucraban al millonario grupo de propiedad de Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín.

La causa nació derivada del llamado caso FUT, investigación que sacó a la luz pública un centenar de devoluciones de impuestos fraudulentas.

Tras las declaraciones y citaciones de los primeros involucrados (el ex gerente de Penta, Hugo Bravo, fue el hombre que tiró la cadena), el 30 de diciembre de 2014 se levantó el secreto de la carpeta de la investigación. Posteriormente, comenzaron a revelarse las declaraciones de los involucrados, como los Carlos, quienes contaron en detalle a qué políticos les facilitaron recursos para sus respectivas campañas.

En marzo de 2015, en una audiencia que se extendió por cuatro días los fundadores del holding fueron formalizados junto con Pablo Wagner, Iván Álvarez, Juan Martínez, Hugo Bravo, Marcos Castro, Manuel Antonio Tocornal, Carlos Bombal y Samuel Irarrázaval.

Tanto los Carlos como el exsubsecretario de Piñera y el ex gerente Hugo Bravo quedaron en prisión preventiva, hecho que marcó la pauta noticiosa por esos días.

Desde entonces, han sido formalizadas 35 personas.

Cuando la causa partió, estuvo en manos de los fiscales Gajardo y Pablo Norambuena -apoyados por Carmen Gloria Segura y Emiliano Arias.

Además, la investigación tomó un inédito giro en la historia del Ministerio Público en febrero de 2015 cuando el entonces fiscal nacional, Sabas Chahuán, asumió personalmente la causa.

En todo el tiempo transcurrido, los persecutores han logrado reunir antecedentes contenidos en los 70 tomos que hoy contiene la carpeta.

La investigación se encuentra radicada en el Octavo Juzgado de Garantía y ya cuenta con un condenado, el exsenador de la UDI, Jovino Novoa, quien fue sentenciado a una pena remitida de tres años.

En la trama, los fiscales han imputado maniobras del tipo de declaraciones de impuestos maliciosas, aportes ilegales a campañas y contratos forwards con otras empresas, entre otros.

Mientras la Fiscalía enfrenta la recta final del bullado caso, la causa hoy está encabezada por el jefe de la fiscalía oriente, Manuel Guerra.