may

Como ya estaba determinado a principios de esta semana, la líder conservadora Theresa May asumió oficialmente como nueva primer ministro del Reino Unido en reemplazo de David Cameron, quien había anunciado su salida el 24 de junio pasado luego que se votara en favor del Brexit.

En los hechos, May es la segunda mujer en tomar el poder en la isla luego de que lo hiciera Margaret Thatcher entre 1979 y 1990.

May afirmó, tras ser ungida por la reina Isabel II, que liderará una administración que trabajará por la justicia social y para todos los ciudadanos, no para “unos pocos” privilegiados.

Al aludir al polémico “Brexit”, la salida británica de la UE, May aseguró que el país”estará a la altura del desafío”, recoge EFE.

Acompañada por su marido, Philip May, la política “tory” rindió tributo a su predecesor, David Cameron, del que dijo que consiguió estabilizar la economía, reducir el déficit presupuestario y ayudó a miles de personas a encontrar un puesto de trabajo.

“Pero el verdadero legado de David no es la economía sino la justicia social”, puntualizó la nueva “premier”.

“Pero, como ya he dicho antes, luchar contra las injusticias no es suficiente”, insistió May, quien dijo entender a quienes trabajan pero no tienen seguridad laboral o a los que tienen una vivienda pero están preocupados por si suben los tipos de interés.

Además, se declaró una “unionista”, al subrayar la importancia de mantener unidas a las naciones que conforman el Reino Unido; vale decir, Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

“Juntos vamos a construir un Reino Unido mejor”, enfatizó antes de entrar en Downing Street con su marido.

May será la decimotercera primera ministra del reinado de Isabel II desde su ascenso al trono en 1952.