josé antonio gómez A1

El ministro de Defensa, José Antonio Gómez, salió a repasar algunos temas que han estado en la agenda y afectan directamente a su cartera. El secretario de Estado reiteró que le parece “irracional” cerrar el penal Punta Peuco como lo han solicitado los familiares de víctimas de violaciones a los Derechos Humanos y asimismo valoró la importancia que ha tenido la Ley Reservada del Cobre para el país, aunque confirmó que está abierto a una reforma.

En entrevista con El Mercurio, Gómez echó por tierra la idea de un eventual cierre del penal que mantiene separados de la población carcelaria común a los condenados por violaciones a los DD.HH.

“Yo creo que no es posible desde el punto de vista de las obligaciones que el Estado tiene respecto de quien está preso. Porque si meto a uno de ellos en un recinto común lo más probable es que le peguen, hasta lo pueden matar. Por lo tanto, sea en Punta Peuco, Colina, sea donde sea, quienes estén cumpliendo condenas por este tipo de crímenes van a tener que estar segregados. Eso es obligación. Porque si muere una de estas personas, objeto de un ataque de otros presos, el problema es para el responsable, en este caso el Estado. No es el Gobierno en particular. Lo mismo pasa con los reclusos comunes en muchos casos, hay que segregarlos. Por ejemplo, los violadores no pueden estar con la población común. Creo que es irracional cerrar un penal cuando tenemos problemas de hacinamiento. Para mí lo importante es que el que cometió un crimen debe cumplir su pena en una cárcel y esta tiene que tener un régimen común, esto significa terminar con los privilegios. Punta Peuco en sus inicios fue un penal especial con normas diferentes, es verdad, pero hoy está sometido a normas comunes”, señaló.

El ministro se refirió además a las críticas de las que ha sido objeto en los últimos meses, partiendo por su actitud en temas como el Milicogate, Derechos Humanos y Ley Reservada del Cobre.

“Todos los comentarios que tengan que ver con materias de derechos humanos que me critiquen me afectan. No son para mí inocuos, son dolorosos, porque yo no soy indiferente al tema. Yo creo que en este Ministerio y en este tiempo se ha hecho mucho más que mucho tiempo en esta materia. Creamos aquí por primera vez una unidad de DD.HH dirigida por el ex ministro Alejandro Solís, que dentro de los que han sido procesados, era la bestia negra del Poder Judicial. Con los comandantes en jefe hemos trabajado para que la información que se entregue al Poder Judicial sea oportuna y se busquen los mayores antecedentes”, sostuvo.

En esa línea, agregó que “respecto a lo que significa todo el proceso de fraude al fisco en el Ejército también hemos estado muy activos en entregar toda la información a los investigadores y en tomar medidas al interior de la institución”.

A pesar de que Gómez se ha mostrado a favor de una reforma para el financiamiento de las Fuerzas Armadas, valoró la importancia de la Ley Reservada del Cobre para el desarrollo y la defensa de Chile: “El financiamiento de las FF.AA no es algo que se pueda discutir a la ligera. Hay falta de rigurosidad en el análisis. La Ley Reservada del Cobre viene del año 1958, no es una ley que dictara Pinochet. La existencia de esta forma de financiamiento ha permitido tener a nuestras FF.AA dotadas de los medios necesarios y suficientes para asegurar nuestro territorio y la paz. El paso del tiempo hace que nos olvidemos de los momentos complejos que hemos vivido en nuestra historia y que no son tan lejanos. La Defensa hay que mirarla como una tarea de Estado, es el país que requiere mantener potencial bélico que asegure a todos los chilenos que se mantendrán nuestras fronteras y nuestra soberanía”.

“La idea de modificar el financiamiento viene de hace mucho tiempo y hoy se confunde con la crisis de Codelco. La verdad es que el problema de la empresa no pasa por la Ley”, agregó.

RETIRO DE TROPAS DE HAITÍ

En otros temas, el ministro de Defensa anunció que la Presidenta Michelle Bachelet ordenó el retiro de unos cerca de 400 efectivos militares chilenos del territorio haitiano poniendo fin a la misión de paz, iniciada en 2004 tras la caída de Jean Berstrand Aristide.

“La decisión que tomó la Presidenta Bachelet es que después de trece años de estar en Haití iniciemos el retiro de las tropas. Esta decisión ya fue anunciada a Naciones Unidas. Vamos a iniciar en abril próximo el retiiro de nuestras tropas. Nos vamos a incorporar a otras operaciones de paz que también las hemos ido anunciando y pidiendo autorizaciones”.