benito baranda A!

El presidente ejecutivo de América Solidaria y ex director social del Hogar de Cristo, Benito Baranda, comentó la cifras de las última encuesta Casen (2015), dadas a conocer este jueves por el ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza. Si bien valoró la disminución de la pobreza medida por ingresos, tildó de preocupante el hecho que más de medio millón de chileno aún se encuentre bajo la línea de precariedad extrema.

“Llevamos varios períodos en que ha seguido disminuyendo, lo que es rescatable para Chile, particularmente en este período en que hemos tenido menores tasas de crecimiento y empleo, lo que suele impactar en los ingresos de las personas”, dice Baranda, según recoge El Mercurio.

Agrega además que “ha habido grandes dificultades para la inserción laboral de esas personas, particularmente para los jóvenes. Ha habido pocas políticas macizas en los últimos cinco gobiernos. No hemos tenido políticas persistentes al respecto”.

Baranda también se refirió a la desigualdad que persiste en el país en materia de salarios.

“Las retribuciones económicas como fruto del trabajo siguen siendo altamente desiguales entre los distintos estratos sociales, y eso pone una gran barrera para que las personas puedan superar la pobreza. La mitad de los chilenos tienen un ingreso líquido, como fruto del trabajo, inferior a los 340 mil pesos. Y para que una familia salga de la pobreza, requiere por lo menos 400 mil pesos líquidos. Generalmente, en las familias de menos recursos tienes un trabajador en la familia”, afirma.

El ex director del Hogar de Cristo comentó además la afirmación del gobierno en cuanto a que las reformas estaban incidiendo en la baja de la pobreza.

“Cuando hay que hacer reformas que van a impactar a largo plazo, se puede estimar que hay una dirección correcta, pero que tengan un efecto inmediato, no. Imposible. Recién están partiendo las reformas y podrían tener impacto en 15 o 20 años más”.

Fragilidad del sistema

Esta mañana, en diálogo con radio Cooperativa, Baranda complementó sus dichos respecto de la Casen, y aseguró que el sistema de protección social de Chile es tan frágil que la mayoría de los chilenos está cerca de caer en la pobreza.

“Bajas rápido a la pobreza porque tu nivel de protección es muy bajo en Chile comparado con las familias de clase media de otros países. 70% de las familias tienen ingresos bajísimos y están al límite de caer en la pobreza ante cualquier eventualidad (…) Teniendo una enfermedad, la pérdida del empleo, pasan a engrosar la línea de pobreza”.