Hincha de Colo Colo A1

La periodista Magdalena Ossandón estuvo años empapándose de la pasión del hincha colocolino para escribir un libro sobre el cuadro más popular de Chile. Al cabo del trabajo realizado, se transformó en seguidora de la escuadra de Macul, reducto al que va desde su casa en La Dehesa. Acá la historia de “Colo Colo es Chile: una historia de valor y gloria”.

“A mí nadie de Blanco y Negro me mandó, ni del CSD, ésta fue una iniciativa mía, una inversión mía”, cuenta a La Segunda la periodista.

Ossandón se declara hincha de Colo Colo tras los ocho años que estuvo investigando sobre el club. “Fui seducida por Colo Colo, pero soy totalmente advenediza”, confiesa.

“Hace 10 años, jamás me hubiera imaginado que iba a escribir un libro de Colo Colo”, sostiene.

Como la pregunta estaba de cajón, a Magdalena le preguntan porqué una madre y abuela de una familia ABC1 se interesa en Colo Colo.

“Yo no sé nada de fútbol, tengo hijos futboleros y me llama la atención esa pasión de los hinchas, que son capaces de llorar cuando su equipo pierde. Me parecía absurdo, pero miraba con cierta envidia esta pasión. Sin embargo, nunca me acerqué hasta me contaron la historia de David Arellano. Me cautivó, es el gran héroe de Colo Colo”, afirma con seguridad.

Apunta, ya con la certeza de haber metido la nariz en la historia del cuadro popular, que “en la época de David Arellano el fútbol era amateur y los jugadores tenían que pagar por jugar, él luchó porque no lo hicieran, exigió camiseta, indumentaria, botiquín de primeros auxilios, que sacaran las cantinas de los estadios. Cuando les negaron todo se fue a consolar al Quitapenas. Y de ese puñado de jóvenes desencantados surgió Colo Colo. Es la representación de cómo, desde lo más pequeño, puede surgir lo más grande. Eso fue lo que me motivó a escribir”.

La periodista revela que en el transcurso de la investigación se cautivó al conversar con Humberto “chita” Cruz y ver cómo la pasión por los albos se traspasa de generación en generación, como en los pueblos ancestrales.

A modo de confesión, dice que le llegó a rezar al cacique mayor de Colo Colo: “David, ayúdame, si no hubiera sido por tu historia, yo no habría hecho esto. Por ti me la juego”.

Magdalena Ossandón cuenta que la primera que visitó el Monumental, en una final con Católica en 2009, se encontró con un espectáculo majestuoso. Desde entonces, de cuando en cuando va a Macul. “Yo recomiendo ir y sacarse los prejuicios”.

Aun cuando admite que el libro no estará al alcance de cualquier, porque está lleno de fotos y es de gran tamaño, dice que su idea fue que “el colocolino tuviera una obra de arte en casa. El libro recopila lo que siento cualquier hincha quiere saber, la historia, formaciones y estadísticas y muchas fotografías del recuerdo.