voto

El proyecto de ley corta que pretende enviar el Ejecutivo al Congreso para subsanar el error en el padrón electoral que afecta a más de 450 mil electores a sólo siete días de los comicios municipales, no fue bien recibido por la oposición.

Ayer tanto la UDI como RN manifestaron que no están dispuestos a comprometer los votos de sus partidos para aprobar una ley exprés sin conocer antes la propuesta pero, sobre todo, sin que se reconozcan antes responsabilidades políticas e incluso penales por el cambio de domicilio electoral de miles de chilenos, que según expertos, podría afectar los resultados de las elecciones municipales del próximo domingo.

Por todo lo anterior, este domingo Chile Vamos solicitó una reunión con el Ejecutivo en La Moneda. Será el ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, quien recibirá a las 18:30 horas al comité político del pacto opositor y a representantes del Servicio Electoral.

Recordemos que este sábado el propio Servel propuso al Gobierno abrir una tercera urna en los locales de votación para que los afectados por el cambio de domicilio puedan sufragar tanto en su antigua mesa como en la que fueron reasignados.

La vocera de Chile Vamos, Alejandra Bravo, dijo a Emol que le pedirán al Gobierno que no presenten el proyecto de ley corta.

“La tercera urna planteada por el Gobierno rompería con el principio inalienable del voto secreto, sería una bofetada a la democracia. La tercera urna sería una mesa ‘trucha'”, sostuvo.

En ese sentido, agregó que “como Chile Vamos no podemos avalar una irresponsabilidad, ineptitud y una improvisación con la que este Gobierno pretende llevar a cabo enmendar este error ad portas de una elección que es el próximo domingo”.

Por su parte, el presidente de RN, Cristián Monckeberg, señaló que en la cita le pedirán a La Moneda que se asuman responsabilidades ante el error y que se explique bien cómo pretenden fiscalizar que los afectados no voten dos veces.

“Nosotros tenemos un sistema electoral que ha funcionado bien, que es transparente, que ha dado certeza de los resultados electorales y eso se está poniendo en duda por la improvisación y los problemas del Gobierno (…) Lo peor que nos puede ocurrir es que se levante un manto de dudas respecto de los resultados de la elección”, manifestó.