voto

Este sábado tanto el presidente de la UDI, Hernán Larraín, como su par de RN, Cristián Monckeberg, manifestaron que no están dispuestos a comprometer los votos para el proyecto de ley corta que enviará el Ejecutivo al Congreso y que busca solucionar el error en el padrón electoral que afecta a cerca de medio millón de chilenos y podría incidir en los resultados de las próximos comicios municipales.

Ambas colectividades además emplazaron al Gobierno a pedir la renuncia de la ministra de Justicia, Javiera Blanco y asimismo del ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, según consignó Emol.

Recordemos que tras una reunión de emergencia esta mañana en el Palacio entre el comité político recibió la propuesta del Servicio Electoral para dar solución a la inminente crisis a sólo ocho día de las elecciones. En la cita, el presidente del Servel planteó la apertura de una tercera urna para que los afectados puedan votar en sus locales de votación originales o en los nuevos si así lo estimaran.

Ahora el problema es que no se sabe cuáles serán las atribuciones que tendrá el Servel para fiscalizar que los electores no voten dos veces el próximo domingo.

“Estamos disponibles a estudiar un proyecto de ley, pero no podemos comprometernos con ningún voto y eso se lo planteé al Gobierno”, sostuvo el timonel de RN.

En esa línea, Monckeberg apuntó a las responsabilidades políticas del error. “Una cosa son las responsabilidades administrativas que se están peloteando el Registro Civil y el Servicio Electoral, lo que terminó en tribunales, lo que encontramos un bochorno; pero nadie asume una responsabilidad política”, dijo.

“Esto se supo hace meses por parte de las autoridades administrativas, y por parte de las autoridades políticas se le informó al Gobierno. Por lo tanto, que tengamos que solucionar esto a última hora me parece vergonzoso. Aquí debería asumir responsabilidades políticas quienes están a cargo del Ministerio de Justicia”, agregó.

Por su parte, la UDI apuntó a la Segpres. “Los problemas pueden estar en el Ministerio de Justicia o en la Secretaría General de la Presidencia que, por los antecedentes que tenemos, tuvo la información (del error) y no hizo nada”, señaló.

“Aquí creemos que hay responsabilidades gravísimas del Registro Civil y del ámbito político, a lo menos, de la Secretaria General de la Presidencia. Y queremos que el Gobierno tome medidas ya, destituciones, renuncias, lo que sea necesario, porque esto no puede quedar impune”, enfatizó.

En esa línea coincidió con Monckeberg en que “no estamos disponibles para timbrar lo que el Gobierno o el Servel quieran hacer, porque actuaremos con responsabilidades. No sabemos si la fórmula es buena”.

Con todo, la Cámara de Diputados tendrá que sesionar de manera extraordinaria para tramitar la ley corta en una semana que además es distrital.