En el año 2002 el dirigente de las micros amarillas e histórico empresario del transporte Demetrio Marinakis, era el enemigo número uno de Ricardo Lagos, luego de organizar el bloqueo de Santiago en el año 2002.

A 15 años de la paralización de la capital el dirigente no le guarda rencor al ex mandatario aunque sí le da un duro consejo. “Don Ricardo lo que tiene que hacer es ir a cuidar los nietos. Esto lo mató” aseguró en Publimetro.

Marinakis aseguró que Lagos “no sube porque la gente con la cagá que les hizo no lo quieren. Y no va a subir, aunque se coloquen del PPD”.

Como un nieto hablando de su abuelito, el transportista dice que “en serio le daría un consejo, porque le tengo cariño al viejo, que vaya a cuidar a los nietos, que no sufra”.

Respecto al Transantiago, Marinakis dice que “hay que tener valentía y no creo que ninguno de los actuales candidatos a la presidencia tenga los cojones necesarios para solucionar esto”.

“El culpable de su fracaso fue Lagos. Porque le hizo caso a los malos asesores, a todos los giles que tenía al lado. Yo le toqué la pierna y le dije: Presidente Lagos, esta hueá va a fracasar. Fue una vergüenza nacional y le costó el gobierno a la Concertación. Y si la derecha es inteligente, a Guillier igual lo van a cagar con el Transantiago” sentencia, según consigna El Dínamo.