Esposa de Fabián Orellana prendió el ventilador contra Berizzo y la prensa española le sacó el prontuario al chileno

“El jugador regresó el día 30 de diciembre, más tarde que los demás, y, encima, lesionado, lo que siguió enfadando a Berizzo, que empezó a sospechar que el jugador buscaba una salida en el mercado invernal” señala un medio español.

Luego de que el técnico del Celta de Vigo, Toto Berizzo, decidiera prescindir de los servicios de Fabián Orellana por una “falta de respeto inaceptable”, la señora del jugador Natalia Molina salió en su defensa.

Apuntando al estratega trasandino, la mujer señaló en Instagram que “esperé siempre que mi marido saliese de este club como realmente merecía y no ensuciado por la misma persona que hace un mes le decía que era su jugador más importante y en el único que confiaba”.

A continuación Molina señala, según consigna Terra, que es una “lástima que uno de los jugadores más importantes de este equipo tenga que salir de esta manera de un club al que tanto amor por la camiseta demostró”.

El mensaje termina con la señora de Orellana asegurando que “intentan ensuciar su imagen diciendo que tuvo una falta de respeto inaceptable, alimentando todo tipo de especulaciones con respecto a lo sucedido”.

Según el medio español El Periódico, en Vigo la gente del medio cree que la falta efectivamente fue grave, basados en que “ni Carlos Mourinho, presidente del Celta, ni Felipe Miñambres, director deportivo, cuestionaron la decisión de Berizzo”.

Al mismo tiempo recordaron el prontuario de Orellana, asegurando que el chileno “ha cometido todo tipo de travesuras en Vigo, no solo salir por las noches o ser pillado conduciendo a 120 kms/h. por la ciudad, tuvo la desfachatez, cuando se acercaba la Navidad, de hacerse el lesionado y tratar de empezar sus vacaciones antes de tiempo, cosa que Berizzo no le permitió”.

Otro incidente que resalta la prensa es que “el jugador regresó el día 30 de diciembre, más tarde que los demás, y, encima, lesionado, lo que siguió enfadando a Berizzo, que empezó a sospechar que el jugador buscaba una salida en el mercado invernal (se habla de una gran oferta del Valencia) y no quería jugar en el Celta”.

El Periódico explica que”de ahí que el técnico argentino empezase a hablar con Mourinho y Miñambres del tema y, finalmente, decidiesen separar al polémico jugador de la plantilla. «Es más –señalaron desde el club–, si no encuentra equipo, no tendremos problema alguno de que se entrene, solo, durante estos meses, pues no le irá mal una cura de humildad»”.

The Clinic Newsletter
Comentarios